Copa del Rey

Un Barcelona magnífico se floreó 6-1 ante Sevilla y dio vuelta la serie de cuartos

Con un Messi electrizante que anotó un gol, los culés se metieron en semifinales tras ganar en el Camp Nou gracias a los tantos restantes de Coutinho x2, Rakitic, Sergi Roberto, y Suárez

miércoles 30 de enero de 2019 - 7:45 pm

Barcelona dio vuelta la serie de cuartos de final con un espectacular 6-1 en el Camp Nou. Lionel Messi fue el director de una orquesta y cerró la cuenta con el sexto gol; Philippe Coutinho en dos oportunidades, Ivan Rakitic, Sergi Roberto y Luis Suárez completaron la goleada. Guillherme Arana le agregó suspenso a un tramo corto del juego con el descuento.

A 12 minutos del inicio del encuentro, el capitán blaugrana ingresó al área y fue derribado por Quincy Promes cuando iba a rematar al arco. El argentino hizo de capitán y le cedió el penal a Coutinho, que abrió el marcador con un remate cruzado junto al palo derecho de Juan Soriano.

 

Si bien el equipo blaugrana controlaba los aspectos del juego, Sevilla tuvo una clara oportunidad de igualar el partido y de dejar la serie casi definida: Éver Banega malogró un penal que atajó Jasper Cilessen sobre su costado izquierdo. El argentino anunció su remate y no le dio potencia.

 

Esto golpeó al visitante y se trasladó a los culés, dado que Rakitic aprovechó un gran pase de Arthur para empujar el balón al fondo de la red y poner la cuenta global sin diferencias a los 31 minutos.

La etapa complementaria comenzó con un Barcelona igual de comprometido para recuperar la pelota y hacerla circular. Así aparecieron los espacios y Luis Suárez habilitó al atacante brasileño para que anote con un cabezazo el segundo tanto en su cuenta personal.

Apenas un minuto después, Messi fabricó otra genialidad y asistió de manera brillante a Sergi Roberto, quien había iniciado la jugada y la finalizó con categoría tras aparecer en ataque con un buen movimiento por el centro.

Por esas cosas que tiene el fútbol, los andaluces volvieron a ponerse en competencia gracias al gol de Guillherme Arana cuando restaban 23 minutos. Lo que llenó de incertidumbre un momento del cotejo que parecía sentenciado.

Ernesto Valverde intentó renovar los aires del equipo a través de sustituciones, por lo que mandó a Arturo Vidal a la cancha en lugar de Rakitic. Pablo Machín tomó cartas en el asunto y dispuso de los ingresos de Ben Yedder y Franco Vázquez, en lugar de Banega y Roque Mesa. Discreto partido del rosarino, a excepción de la asistencia que derivó en el descuento.

Messi quiso sacarse las ganas de gritar su tanto y contó con una chance muy clara luego de que su compinche Suárez lo dejara cara a cara con un defensor. El 10 lo eliminó con un amago fantástico pero no pudo vencer la resistencia de Soriano que tapó excelente con los pies.

El sufrimiento se terminó rápido con un contragolpe letal. Gran conducción de Arturo Vidal, que abrió la pelota a la subida de Jordi Alba, el lateral puso un centro preciso fiel a su estilo y le sirvió el quinto al uruguayo Suárez a dos minutos del tiempo reglamentario.

Si hay alguien que merecía irse goleador en el gran espectáculo de fútbol, ese era el director de la orquesta. Como no podía ser de otra forma, Messi marcó su gol número 27 sobre 26 partidos en la temporada, al ponerle sello a una maniobra colectiva para el aplauso final.

Messi puso la frutilla del postre:

COMENTARIOS