Belleza

Cinco formas de hacerte unas ondas al agua

Si tenés ganas de cambiar tu look sin recurrir a la peluquería, probá estos trucos

jueves 31 de enero de 2019 - 7:09 am

Las ondas al agua con un toque surfero de playa fueron una de las tendencias que muchas celebrities adoptaron, luciendo un pelazo ondulado. Tengas el cabello que tengas, podés hacértelas con efecto natural y, además, son perfectas para dar un poco de volumen.

1. Ondas al agua con la plancha

Lo primero es tener el pelo limpio con shampoo y acondicionador, ya que además de evitar un efecto apelmazado, lucirá más bonito. Secalo bien y asegurate de que le estás quitando toda la humedad. Aplicá en las puntas de tu pelo algún protector térmico.

Dividí el cabello en dos partes para que, así, puedas peinar primero en una mitad y luego otra. Usá una plancha preferiblemente de placa fina y tené en cuenta esto:

No empieces por la raíz. Esto hará tirabuzones. Dejá un poco de espacio desde el cuero cabelludo y centrate en las longitudes del pelo, dejando, más o menos, unos 8-10 centímetros de distancia.

– Si tenés el pelo liso, intentá mantener la plancha más tiempo mientras hacés la onda.

– Una vez que hayas terminado, podés aplicar un poco de laca o fijador en tu cabello pero sin abusar.

2. Ondas con spray

Un método natural con el que no dañarás tu pelo, aunque el efecto es mucho más húmedo con un toque surfero. Para ello necesitarás un recipiente de spray de plástico para que lo puedas llenar de la mezcla elaborada a partir de:

  • Un vaso de agua caliente
  • Una cucharadita de sal
  • Una cucharadita de gel
  • Una cucharadita de aceite capilar, como el de coco, ya que es recomendable para cabellos dañados o delicados.

3. Ondas al agua con moño

Procurá que el moño sea bastante tirado y recogé el pelo con una goma estrecha para que no te deje marcas, y a dormir. Cuando te levantes, quitátelo y desarmá las ondas suavemente con tus dedos. Este método es recomendable para cabellos largos o media melena.

4. Ondas con trenzas

Antes de irte a dormir, lavá tu pelo y, sin secarlo, dividilo en dos partes iguales y hacete dos trenzas.

5. Ondas al agua con pinzas

Después del lavado y secado, dividí tu cabello en muchos pequeños mechones. Cuando lo tengas dividido, enrollá cada mechón entre dos dedos y enganchalo con la pinza.

Dejalo secar durante un par de horas y luego quitá las pinzas y desenredá el cabello con tus dedos. Este método es óptimo si lo tenés corto, ya que puede ser un desafío para las personas con el pelo largo o abundante.

Fuente: En femenino

COMENTARIOS