Acuerdo con el FMI

El FMI empieza a jugar con las elecciones: pronostica “riesgo considerable” si cambia el rumbo político

Así lo dijo Alejandro Werner, jefe del departamento del FMI para el Hemisferio Occidental. Se conoce el mismo día en que una importante encuesta señaló a Cristina Fernández de Kirchner por sobre Mauricio Macri y María Eugenia Vidal

viernes 25 de enero de 2019 - 2:59 pm

El Fondo Monetario Internacional informó hoy que prevé revisar al alza las expectativas inflacionarias en la Argentina para 2019. Así lo dio a conocer Alejandro Werner, jefe del departamento del FMI para el Hemisferio Occidental, quien destacó que la caída del índice será importante, “de dos dígitos”, gracias a la “muy buena” implementación del programa monetario y fiscal acordado con el organismo y la estabilidad alcanzada en los últimos meses.

“La probabilidad es que revisemos al alza nuestra expectativa de inflación por encima del 20% que tenemos, principalmente porque el cierre de 2018 fue mucho más alto que el nivel que teníamos anteriormente”, dijo Werner.

El funcionario del organismo crediticio adelantó que la próxima misión del Fondo a la Argentina llegará en la segunda semana de febrero y recién después de esa revisión del programa argentino, la tercera desde la firma del acuerdo stand by por 57.000 millones de dólares, habrá una nueva proyección del índice inflacionario para este año.

Pero lo más destacable del apartado para el caso argentino que Werner dio en su conferencia, fue el alerta sobre un posible cambio político que modifique el rumbo económico, de cara a las elecciones de este año. El organismo crediticio comienza a jugar fuerte para los comicios al afirmar que ve “un riesgo considerable” si como resultado de esas elecciones se da un giro político que pueda modificar el rumbo de la economía. “Claramente un cambio en la agenda económica podría tener un impacto importante en los movimientos favorables que hemos visto en los mercados financieros y en la economía argentina que esperamos se den en 2019″, aseguró Werner.

La contracción de la economía será de 1,7%, como ya había proyectado el FMI, pero con una curva ascendente. En este sentido, Werner reiteró que “a partir del segundo trimestre la economía empezará a crecer, empujada por un aumento del salario real, una caída de las tasas de interés y la estabilidad que hemos visto en las variables financieras en los últimos meses”.

“El gobierno argentino ha mostrado un compromiso muy fuerte”, respondió a una consulta de la prensa. Pero para los inversionistas saber “cuál va a ser el marco de políticas que va a regir en la Argentina a partir del año 2020 va a ser muy importante”, destacó. Y enfatizó: “Para la recuperación de la inversión en la Argentina va a ser muy importante saber cuál va a ser el marco de políticas no sólo de 2019 sino de los próximos cuatro años”.

En ese sentido, sostuvo, en la Argentina como en todo país emergente “un giro político y un cambio importante en la dirección económica siempre a sido un riesgo considerable”, aunque destacó el “compromiso de la sociedad argentina” con las políticas implementadas por el Gobierno a partir de la crisis cambiaria que comenzó a mitad del año pasado.

“Claramente un cambio en la agenda económica podría tener un impacto importante en los movimientos favorables que hemos visto en los mercados financieros y en la economía argentina que esperamos se den en 2019”, dijo Werner.

“Todo el ruido asociado a una elección limita la velocidad en la cual el proceso (económico) se tendría que dar hacia parámetros más consistentes con economías estables, en donde la duración y la madurez de la deuda pública es más larga, en donde el sistema financiero empieza a tomar riesgos que cubren un plazo mayor, y en donde la inversión privada tanto doméstica como extranjera empieza a aumentar”, afirmó el economista del FMI.

COMENTARIOS