Negocios

Fuerte pelea entre socios de Lacoste, Paula Cahen D’Anvers y Cacharel por fraude y corrupción

Juan Navarro, titular del fondo de inversión que engloba a las marcas, echó al CEO de las mismas, Rudy Gotlieb, por graves acusaciones de corrupción. Años atrás, el mismo Navarro lo había nombrado al frente de las marcas

lunes 7 de abril de 2014 - 12:00 pm

La relación comercial entre Juan Navarro y Rodolfo “Rudy” Gotlib comenzó cuando el Exxel Group, propietario de las licencias de las marcas Lacoste y Paula Cahen D’Anvers, compró la licencia de Cacharel. Navarro, titular de ese fondo de inversión, designó a Gotlib al frente de todas sus marcas de ropa. [pullquote position=”right”]Fuerte pelea entre socios de Lacoste, Cahen D’Anvers y Cacharel por fraude y corrupción [/pullquote]

El conflicto se inició, según le indicaron directivos del grupo a Clarín, cuando Lacoste de Francia “comenzó a detectar signos de potenciales fraudes en las compañías. Se iniciaron inmediatamente investigaciones y se reunieron antecedentes de 20 casos de corrupción, todos liderados por Gotlib, por su hijo Joaquín y por su hermano Federico, quien, a pesar de no pertenecer a la compañía, se había transformado en uno de sus proveedores principales”.

Estas licencias, junto a la marca inglesa Penguin que le pertenece y maneja Joaquín Gotlieb, que emplean a 2100 personas, facturaron durante el año pasado US$ 270 millones y ganaron US$ 35 millones. Por lo que se trata de un negocio millonario.

Navarro intervino las empresa y echó a “Rudy” porque aseguraron que una de las acusaciones que se le hace, es que “Gotlieb se dedicaba a vender clandestinamente, utilizando la infraestructura operativa de nuestra compañía, prendas de Polo Ralph Laurent en los free shops de la región. Es decir, vendía prendas del principal competidor”.

En un intento de defensa, Gotlib les escribió un mail a sus colegas textiles, en el cual destacó cuál fue su labor desde que comenzó como CEO de esas marcas en agosto de 2003, cuando se encontraban en cesación de pagos. Cuenta que tuvo que “convencer a bancos, shoppings, al gobierno nacional y a la gobernación de San Juan para convertirlas en empresas fuertes y pujantes”.

Y para finalizar, sin hacer referencia en ningún momento a las acusaciones, dijo: “A aquellos que están en el mercado les resultará fácil acceder a mis antecedentes y a los del Exxel como a los de su dueño Juan Navarro Castex. Igualmente ilustrativo puede resultar consultar en Google por mi nombre y por el del Sr. Juan Navarro Castex”.

COMENTARIOS