Twitter

¿Por qué es inútil participar de discusiones en redes sociales?

Un historiador repone el concepto vertido por un filósofo inglés sobre los intercambios de opiniones y da con la clave de porqué es imposible "ganar" un argumento en Internet

lunes 21 de enero de 2019 - 2:37 pm

El historiador Robert Saunders desarrolló en un hilo de Twitter la explicación de por qué es inútil participar de discusiones en redes sociales, brindada por el filósofo británico John Stuart Mill, hace más de 150 años. “John Stuart Mill exlica, in 1869, porqué nunca podés ganar una discusión en Internet”, explica el historiador.

“En tanto que una opinión se arraiga con fuerza en los sentimientos, gana, en lugar de perder, estabilidad al tener un peso preponderante de argumentos en su contra. Porque si fuera aceptada como el resultado de una discusión, la refutación del argumento podría hacer temblar la solidez de la convicción; pero cuando se apoya solamente en el sentimiento, cuanto peor le va en una competencia argumentativa, más persuadidos están sus adherentes de que sus sentimientos deben tener algún tipo de base más profunda, a la cual los argumentos no llegan; y mientras el sentimiento permanece, siempre lanza frescos ajustes de argumentos para reparar cualquier ruptura producida en el antiguo”, son las palabras del filósofo inglés, que pone valor en la emoción y la calidad subjetiva, pero también en la presencia de argumentos en contra como fortalecedores de una opinión.

El mundo en internet deja de lado al instinto emocional y se termina “bombardeando” al interlocutor con datos, inútilmente, restando la importancia que tiene la lectura del interlocutor, que podría incluso darle solidez al argumento o tema en discusión, fortaleciendo el intercambio.

“Inclusive puntos de información aparentemente sólidos, como la tabla periódica, se suelen basar en perspectivas subjetivas; una enorme teoría filosófica, llamada ‘constructivismo social’, argumenta que los hechos son siempre un reflejo de valores socialmente construidos”, concluye el historiador.

COMENTARIOS