Muerte del fiscal Nisman

Pablo Duggan, polémico: “Utilizan la muerte de Nisman para sacar a Cristina de la cancha”

El periodista escribió un libro titulado "¿Quién mató a Nisman?", en el que rechaza la versión defendida por la familia del fiscal y asegura que el magistrado "se suicidó"

viernes 18 de enero de 2019 - 2:22 pm

El periodista Pablo Duggan aseguró que “el homicidio de (el ex fiscal Alberto) Nisman es una falsa noticia” y explicó que “por eso hace cuatro años que se está investigando y no se consiguió nada” concreto en la causa que indaga sobre la muerte del ex titular de la Unidad Fiscal AMIA, encontrado muerto en 2015, en el baño de su departamento en Puerto Madero.

En diálogo con Radio 2 de Rosario, el conductor explicó que “no hay ninguna prueba de asesinato ni hay asesino”.

Duggan escribió el libro “¿Quién mató a Nisman?”, donde contradice la versión defendida por gran parte del arco político oficial de Argentina y por la familia del fallecido fiscal.

Sobre la investigación que se está llevando adelante para determinar las causas de la muerte de Nisman, Duggan aseguró: “La investigación del homicidio es un fracaso porque no fue un homicidio”.

Según explicó esta semana Duggan, lo que se puede leer en el libro “es lo que dice el expediente”. Y agregó: “Los expedientes siempre dicen la verdad”.

Al referirse a los puntos que lo llevaron a esa conclusión, el periodista enumeró dos pericias que son “las más importantes de la causa: la autopsia, refrendada por los catorce médicos forenses más importantes de la Argentina, y el estudio de las manchas de sangre”.

“En la autopsia no hay signo de que haya habido homicidio. Nisman no estaba golpeado, ni drogado, no tenía señales de que se haya querido defender o que alguien lo hubiese atado”, explicó en la entrevista realizada con el medio santafesino. Y acotó: “Ahí tenés una pericia demoledora que dice que no intervino nadie más que Nisman”.

Además, a la pericia de las manchas de sangre la consideró más contundente aún. “Nisman estaba parado frente al espejo y la puerta cerrada (había gotas de sangre sobre la puerta y hacia las paredes), lo que demuestra que estaba solo, tomó el arma con las dos manos, se disparó frente al espejo y cayó para atrás”.

Para reforzar su punto de vista, afirmó: “El arma quedó debajo del hombro izquierdo: lo que a nadie se le hubiera ocurrido para simular un suicidio”.

Para fortalecer su tésis, el periodista también detalló: “No hay huella de que en ese baño haya estado otra persona. Es imposible que nadie haya estado allí sin pisar ni correr la sangre y que haya dejado el cadáver apoyado en la puerta. Ni David Copperfield lo puede hacer. El que dice que es homicidio es alguien que no quiere la verdad sino hacer política”.

“Acá el tema no es Nisman, acá la protagonista es Cristina Kirchner. El invento del asesinato tiene un solo objetivo: es político, no saber la verdad. Utilizan la muerte de Nisman para sacar a Cristina de la cancha”.

Y finalizó: “Mi trabajo fue salir de la grieta y contar la verdad”, sostuvo sobre su libro.

Por último, descalificó la pericia de Gendarmería en la que se basa la teoría de que fue un homicidio: “Es un disparate, trucha; contraría a toda la lógica. Es una manipulación absoluta. Hasta médicos que creen que fue un asesinato dicen que es un mamarracho”.

COMENTARIOS