Educación

El argentino que se recibió de matemático con promedio de 10 reveló su método de estudio

Es bostero, poeta, y se graduó con promedio de 10 en las 26 materias de la carrera, vive en Italia pero asegura que su futuro está en Córdoba para dedicarse a la investigación y la docencia

viernes 18 de enero de 2019 - 1:15 pm

El tucumano Luis Ferroni, de 24 años, obtuvo el título de licenciado en Matemáticas con el mejor promedio en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) -10 en las 27 materias de la carrera-, y desde octubre del año pasado vive en Bolonia, Italia, donde se encuentra realizando una beca.

Su excelente promedio lo llevó a ser abanderado de la Universidad Nacional de Córdoba y obtener diferentes distinciones por su desempeño, pero su pasión presenta ramificaciones, tales como el club Boca Junios, y la poesía.

Luis le contó a Infobae que hasta los 14 años era un chico más. sin ningún vínculo particular con los números y la lógica, pero algo diferente ocurrió con su primera participación en las olimpíadas de matemática, casi accidental, puesto que se anotó para levantar una nota baja en una materia y quedar bien con la profesora.

“Me cayó la ficha de qué cosa era de verdad la matemática. El esquema de las olimpíadas era mucho más interesante y divertido que el que te muestran en la escuela”, cuenta el chico 10. derribando mitos sobre el mundo de las ciencias duras.

A sus 19 años, Ferroni viajó hasta Córdoba para hacer la carrera, de la que se graduó con honores. mientras cursaba, junto a sus compañeros decidieron alcanzar el final de la competencia mundial de programación llamada ICPC en China, y lo lograron: salieron en el puesto 25 por delante incluso de, por ejemplo, las universidades de Harvard y Cambridge.

La excelencia de su promedio es una cuestión casi alarmante pero el joven genio reveló que uno de sus trucos para obtener 10 en todos sus exámenes fue estudiar “en varios intervalitos de 15 o 20 minutos” en lugar de sentarse a leer y estudiar por horas, dado que considera que la mayor virtud de un estudiante consiste en “ser consciente de las propias capacidades y limitaciones” y reveló: “Eso junto con el hecho de que tengo una buena memoria me permitía avanzar con el estudio”.

Desde octubre, Ferroni está instalado en Italia, donde cursa un doctorado gracias a una beca. No tuvo problemas de adaptación con el idioma porque ya había estudiado italiano. Si bien su futuro es prometedor en el exterior, el joven matemático asegura que su porvenir está decididamente en la Universidad de Córdoba, para continuar sus proyectos de investigación y dedicarse, también, a la docencia.

COMENTARIOS