Insólito

El increíble caso del hombre que se volvió un genio después de golpearse la cabeza

Jason Padgett descubrió el lenguaje matemático del universo después de haber sido víctima de un violento asalto que le causó graves lesiones cerebrales

viernes 18 de enero de 2019 - 12:10 pm

Jason Padgett es hoy considerado un genio de las matemáticas con el don de poder “ver” los números y la geometría que se “materializan” en su mente.

Pero esto no ha sido siempre así, y la increíble historia de cómo Padgett se volvió un genio se reveló cuando, en primera persona, contó su crónica en el programa Outlook, del Servicio Mundial de la BBC.

“Llevaba una vida muy superficial. Sólo me interesaban las chicas, las fiestas y el alcohol”, comenzó a describir sus años de juventud, Jason.

De un golpe, literalmente, este joven estadounidense con predilección por las fiestas y la vida nocturna, vio cómo su vida cambió radicalmente.

Padgett fue con una amiga a un karaoke, y mientras cantaba un éxito de Bon Jovi que le encantaba, observó a dos hombres sentados en una esquina que por algún motivo llamaron su atención. Al salir del lugar,  sintió y escuchó un fuerte golpe repentinamente: los hombres que había visto cerca del escenario le habían propinado un golpe por detrás de la cabeza, y él cayó de rodillas en el piso, mientras los atacantes continuaban golpéandolo y pateándolo.”Vi una luz blanca, como si alguien hubiera sacado una foto”, recuerda el genio. “De pronto uno de los hombres me dijo: ‘Dame tu chaqueta’ y fue recién ahí que me di cuenta de que era un asalto”, explico.

Padgett fue llevado al hospital, pero había sufrido un traumatismo en la cabeza que más tarde le provocaría temor a salir de su casa, trastornos obsesivos, pero el cambio más radical de todos fue que comenzó a ver todo de manera diferente.

“Todo lo veía ligeramente pixelado. Las nubes, el Sol… Miraba el agua irse por el desagüe y veía tangentes, con líneas como olas, que se cruzaban”, describió el matemático, aunque luego descubriría que se trataba de fractales. “Era hermoso pero al mismo tiempo daba miedo”, evoca.

Al momento, Padgett desconocía qué era lo que le estaba ocurriendo, pero estudios de su cerebro permitieron confirmar que tiene el síndrome del sabio o savant, lo que explicaba cómo podía “ver” las matemáticas. Un diagnóstico que no solamente le trajo alivio, sino que cambió su vida para siempre.

COMENTARIOS