londres

Movió el asiento del auto para castigar a su hijastro y lo mató

El novio de la madre del niño quería castigarlo por hacer ruidos dentro del vehículo, pero lo terminó matando: le comprimió el pecho y el abdomen

martes 15 de enero de 2019 - 4:54 pm

Alfie L, de dos años, fue aplastado y asfixiado por el asiento que el novio de su madre reclinó para castigarlo por “ruidoso”; el niño murió tres días después tras sufrir un paro cardíaco.

El hecho ocurrió el 1 de febrero del año pasado, cuando Stephen Waterson, de 25 años, ubicado en el asiento del acompañante, movió dos veces su asiento hacia atrás y “lo mantuvo en una posición invertida” hasta que Alfie “se quedó siniestramente en silencio”, según el relato de la corte en Croydon, al sur de Londres.

El fiscal de la causa, Duncan Atkinson, contó que a “Alfie se le comprimió el pecho y el abdomen, de modo que pasó de ser un niño pequeño activo a uno muy gravemente enfermo y con daño cerebral”.

Luego de las reiteradas mentiras de la madre del niño y su novio para desentenderse del homicidio, un investigador forense descubrió que Alfie había sido sometido a entre 78 y 81 kg de fuerza en un espacio de 9,5 cm. En un intento por encubrir el crimen, la pareja hasta intentó involucrar a los otros dos pasajeros que estaban dentro del auto.

COMENTARIOS