Elecciones presidenciales

Indra, la polémica empresa que se hará cargo de las elecciones argentinas en 2019

La empresa española es la encargada del escrutinio provisorio desde 1997 en Argentina; con múltiples denuncias por coimas y manipulación, los sucesivos gobiernos la siguieron eligiendo

lunes 14 de enero de 2019 - 4:24 pm

Este año, como ocurre desde 1997, el Estado utilizará a la polémica empresa española Indra para el escrutinio provisorio en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO); las elecciones generales del 27 de octubre y una eventual segunda vuelta.

Sin embargo, la empresa española carga con varias acusaciones en su contra. La primera, en 1998, fue cuando estuvo a cargo de todo el proceso electoral en las elecciones donde se consagró por primera vez Hugo Chávez como presidente venezolano. En esa oportunidad, Indra, que se impuso ante IBM y Unisys, entregó los resultados recién dos horas después del cierre de los colegios.

Un caso similar salpicó a Indra en 2016, cuando se hizo cargo de los recuentos provisionales de República Dominicana, luego que el Estado le pagara 26,9 millones de dólares. En esa ocasión, los resultados fueron rechazados por toda la oposición. En 2018, ante unas nuevas elecciones, el órgano electoral dominicano descartó el uso del equipo de Indra en los comicios, tal como tituló el diario La Vanguardia en aquella oportunidad. ¿Los motivos? “Un desempeño inconsistente y poco fiable en el universo de los colegios electorales en las pasadas elecciones del año 2016, motivando importantes retrasos en el inicio de la jornada electoral”, publicó La Vanguardia. Así, República Dominicana eligió volver al sistema que había utilizado en los años 2008, 2010 y 2012.

Indra tiene denuncias en su contra en países como Ecuador, Nicaragua, Angola, Bolivia y España. En el país ibérico estuvo involucrada en el “Caso Lezo”, en el cual la empresa habría desviado 600 mil euros para financiar la campaña política del Partido Popular en Madrid. Pese a la facturación posterior, desde Indra nunca supieron explicar el motivo detrás de ese gigantesco desvío.

En Argentina ocurrió algo parecido. Manuel Vásquez, asesor del ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime, le ofreció en 2005 una variedad de negocios a Indra, entre los cuales se destacaban la concesión del “Belgrano Cargas” y el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) que la empresa terminó por explotar, a cambio de que la compañía hiciera aportes de campaña al Frente para la Victoria. Esta información surgió en la Justicia, al acceder a una serie de mails de la cuenta personal de Manuel Vásquez, el ex asesor de Jaime. Cuatro años después, en las elecciones legislativas de 2009, Indra ganó nuevamente la licitación y se encargó del recuento en dicha votación, de la que el kirchnerismo salió victorioso. Y durante las siguientes elecciones, la compañía española se quedó con la prestación del servicio.

Este año, por primera vez desde 1997, Indra tendrá una competidora. El Correo Argentino llamó a una contratación internacional y la votación se repartirá entre esta cuestionada empresa española y SmartMatic, una compañía que se encargará de transmitir los votos desde los colegios al centro de cómputos para “agilizar” la difusión de los resultados. Luego, será Indra la encargada de trasladar los resultados finales a la Justicia Electoral quien -como siempre- tendrá la última palabra.

Lo curioso es que Smartmatic sufrió una fuerte campaña en su contra por la decisión del Correo Argentino de inclinarse a su favor y contratarla para la transmisión de datos al centro de cómputos.

Según pudo saber Nexofin.com de fuentes del Correo Argentino, la elección de Smartmatic por encima de Indra se daría a raíz de un tema de precios. La decisión final se dará en febrero próximo.

COMENTARIOS