Sociedad

Ya hay más de 300 bancos rojos en distintas plazas del país: ¿cuál es el mensaje detrás?

Es una iniciativa que comenzó en Italia en 2016; hoy, hay más de 300 en plazas de todo el país: ¿cuál es el mensaje que esconden?

sábado 12 de enero de 2019 - 12:11 pm

Más de 300 bancos rojos fueron inundando diferentes plazas argentinas en el último tiempo. La instalación surgió a raíz de un viaje que la especialista en violencia familiar y coordinadora de la Campaña del Banco Rojo, Elisa Mottini, realizó en 2017 a Italia. Tras su regreso decidió -a modo de homenaje- recordar a las víctimas de violencia de género.

En la mayoría de los bancos está escrita la frase: En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían ‘amarlas'”.

Se trata de una campaña que nació en Lomello, una pequeña ciudad del noroeste de Italia, en 2016, y que Mottini conoció casi de casualidad un año más tarde durante una visita a Galliavola, un pueblo vecino de unos 300 habitantes que fue la cuna de su abuela.

El banco rojo de Carhué, Adolfo Alsina, provincia de Buenos Aires.

A su vez, en Almirante Brown, en la plaza Eva Perón, chicos de escuelas de la zona se encargaron de pintarlo y, además, eligieron la frase, que entre idas y vueltas fue “Vivas y libres nos queremos”.

“El contenido de la leyenda tiene que promover la prevención, concientizar o llamar a la reflexión”, explica Mottini.

¿Quiénes pueden proponer la instalación de un banco rojo? No hay restricciones, pero Elisa recomienda que sean grupos o instituciones como organizaciones comunitarias o escuelas, que inviten a una mayor participación.

“La idea es que la comunidad sienta están haciendo algo. Esto produce una transformación interna y, a veces, uno llega a reconocerse en situaciones donde puede estar ejerciendo violencia de una u otra manera, incluso de manera muy sutil”, indica.

La campaña busca generar consciencia en un país como la Argentina, en el que una mujer es asesinada cada 30 horas en medio de vínculos atravesados por la violencia de género, según el último informe anual del Defensor del Pueblo (2017), y en el que entre enero y noviembre de 2018 hubo 251 víctimas de femicidio, en promedio 22 por mes.

Hay bancos instalados tanto en Buenos Aires como, entre otras provincias, en Jujuy, Salta, Tucumán, Corrientes, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, donde en octubre del año pasado fue sancionada una ley que promueve “la colocación de un banco pintado de rojo” en espacios públicos de jurisdicción provincial.

El banco rojo de  Abra Pampa, en Cochinoca, Jujuy.

Algo similar ocurrió en diciembre de 2018, el mismo mes (y la misma semana) que Thelma Fardín hizo pública su denuncia contra Juan Darthés por haberla violado, cuando ingresó al Senado nacional un proyecto para convertir la campaña en ley.

Mottini prefiere tomar distancia de esas iniciativas, que tal vez –dice– remiten a oportunismo. “Es un error que se busque imponer el proyecto desde arriba. Nosotros creemos que la transformación viene desde la comunidad, cuando se involucra con la iniciativa a partir de un interés genuino, no forzado”, opina.

“Por eso más que los bancos contamos la cantidad de gente que se involucró. Son unas 25.000 personas las que participaron en las inauguraciones, con intervenciones en los bancos”.

Con información de Clarín

COMENTARIOS