Salud

Beneficios del agua de mar

En qué puede mejorar a tu salud y en qué casos no está recomendada

viernes 18 de enero de 2019 - 7:28 am

Existe la creencia popular de que el agua de mar es buena para todo. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?

En lo que respecta a la piel, el agua de mar es buena para casi todo, pero no para todo. Contiene gran cantidad de minerales y oligoelementos, lo cual aporta propiedades beneficiosas para la piel y ciertas patologías cutáneas, como la psoriasis y la dermatitis atópica. Esto lo logra gracias a su actividad antiinflamatoria y a que disminuye la pérdida transepidérmica de agua, favoreciendo la hidratación de la piel y su función barrera.

En el caso del acné, es la actividad antiinflamatoria la que hace que el agua de mar pueda beneficiar a los pacientes que lo sufren. El agua de mar (no contaminada, por supuesto) también tiene ciertos efectos antiinfecciosos y puede favorecer la curación de las pequeñas heridas. En quemaduras moderadas, graves o extensas, en heridas de gran tamaño o úlceras mal controladas es preferible evitarla.

Las ventajas del contacto con el agua de mar se reducen cuando nos referimos a los ojos. “Cuando están sanos existe riesgo de irritación, al tratarse de una solución salina hipertónica que puede irritar la superficie ocular.

Para un ojo enfermo, no es nada recomendable bañarse en agua de mar si se tiene cualquier afectación de la superficie ocular (de la córnea, la conjuntiva o los párpados). Por tanto, se desaconseja en conjuntivitis, blefaritis, queratitis, así como en ojo seco porque empeora su afección. En caso de ojos operados, está prohibido por tres o cuatro semanas.

Lo que sí puede llegar a ser beneficioso en algunos pacientes, como los que sufren ojo seco, es la humedad ambiental de una zona con mar, siempre y cuando no se den otros factores en la playa como el viento o una exposición solar sin la protección de gafas adecuadas, que aumentarían la sequedad.

En cuanto a los oídos, el agua de mar es inocua, es decir, no es buena ni mala. Sin embargo, cuando existen lesiones o patologías auditivas, sobre todo infecciones, heridas o perforaciones del tímpano, está prohibido bañarse en agua salada y también en pileta. Sucede lo mismo en oídos que están recién operados.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS