Salud

Seis formas de darle un orden a tu cocina

Hacé que tu lugar donde preparás los platos más ricos sea lindo y práctico

jueves 17 de enero de 2019 - 7:45 am

Para muchos, la cocina es uno de los rincones de la casa que más se usa día a día. Y como trabajamos en ella, puede que cueste mantener un orden y esto la puede volver poco práctica. Mirá seis consejos para que esto cambie.

1. Lo inútil, afuera

Ya es momento de destinar el espacio que estaba ocupado con utensilios que no usabas para otros más productivos.

Si sos de las personas a las que les cuesta deshacerse de objetos guardados, pensá cuándo fue la última vez que lo usaste y cuándo sería la próxima vez que lo necesites.

2. Utilizá el espacio vertical

Tanto las paredes como el interior de las puertas de los muebles pueden ser útiles para colocar estantes o soportes para objetos a los que nunca les encontramos un lugar.

3. Opciones de almacenaje

Para lograr una cocina ordenada, has de contar con suficiente espacio para guardar cosas. En ese sentido, podés optar por alguna de las siguientes variantes de almacenaje:

  • Abierto: Tener un mueble abierto o estantes en los que colocar las especias u otras reservas de alimentos es vistoso y práctico, sobre todo si colocás unos bellos frascos de vidrio.
  • Plegable: Con solo abrir el cajón y desplegar la bandeja interior, podés ver todos los materiales o ingredientes con los que contás y escoger el apropiado.
  • Giratorio: Son buenos para multiplicar el lugar disponible, sobre todo en cajones pequeños.
  • Móvil: Los carritos multiuso son ideales para colocar utensilios y enseres de uso cotidiano y luego reservarlos en un lugar apartado, como una esquina.

4. Organizador de cubiertos

Algo que desluce demasiado las cocinas es el hecho de abrir un cajón y toparte con miles de cubiertos desordenados. Para solucionar este problema, colocá un organizador de cubiertos y dale a cada uno su merecido espacio.

5. Pequeños electrodomésticos

En este caso, las alternativas pueden variar de acuerdo a las preferencias personales. Por ejemplo, hay cafeteras plateadas que quedan muy bien como adorno en la cocina —más allá de su uso, claro—; sobre todo cuando combinan con la heladera o la estufa.

No obstante, por otro lado, sí es muy buena idea guardar aquellos que no cumplan con esta misión. De este modo, estarán siempre a mano para su uso, pero no ocuparán un espacio valioso en la encimera.

6. Cajones para todo

Cuantas más opciones tengas para guardar cosas, mejor. Esto, por supuesto, se traduce en la necesidad de tener cajones para, por ejemplo, almacenar los siguientes elementos:

  • Vajilla
  • Cestos de residuos
  • Contenedores y recipientes
  • Verduleros y especieros
  • Pequeños utensilios

Si no contás con los cajones suficientes para todas estas cosas, podés recilcar cajas y usarlas como almacenaje. Por ejemplo, las de madera reacondicionadas y pintadas son un gran complemento.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS