Salud

Quince señales de que tenés intolerancia alimentaria

Los efectos que genera en tu cuerpo un alimento al cual tenés sensibilidad

jueves 17 de enero de 2019 - 7:13 am

Una intolerancia a los alimentos es un problema digestivo que resulta después de comer uno en particular o un grupo alimenticio. La intolerancia a los alimentos es diferente de una alergia ya que no produce una reacción inmune.

Por ejemplo, si alguien tiene alergia al maní e ingiere un producto que contiene maní, puede experimentar anafilaxia y requerir atención médica inmediata, mientras que alguien que tiene intolerancia a la lactosa puede tener dolor de estómago como resultado.

Una intolerancia puede desencadenar algunas reacciones extrañamente poco convencionales:

1. Fatiga

Resulta de una inflamación y respuesta inmune. Tu cuerpo tiene que trabajar más duro ya que la comida no se digiere completamente, por lo que tiene un efecto más agotador en tu cuerpo. También puede ser el resultado de una alergia a los alimentos porque tu sistema inmune está gastando una buena cantidad de energía tratando de eliminar el ‘invasor’ de la proteína alimenticia.

2 y 3. Hinchazón y retortijones

Una de las intolerancias más comunes que producen este síntoma es una intolerancia a la lactosa. Es causada por una deficiencia en la enzima lactasa que descompone el disacárido o azúcar en la leche llamada lactosa.

4. Migrañas

Una persona que tiene una intolerancia a los sulfitos puede experimentar dolores de cabeza, migrañas e incluso síntomas parecidos al asma después de consumir estos productos. No existe una verdadera prueba para diagnosticar esta intolerancia, sin embargo, mantener un registro de los alimentos y eliminarlos de la dieta podría revelar una intolerancia si los síntomas se resuelven.

5. Gases

A menudo son causados ​​por alimentos con alto contenido de FODMAP (siglas en inglés de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables). A menudo, las personas no se dan cuenta de que evitarlos a largo plazo podría controlar los síntomas, pero no aborda la razón por la que están reaccionando de manera deficiente a los alimentos altamente fermentables.

6. Dolor en las articulaciones

Es el resultado de una inflamación que puede ser el resultado de una alergia o intolerancia a los alimentos. Cualquier reacción del sistema inmune tiene el potencial de desencadenar este dolor.

7. Urticaria

Los síntomas de alergia a los alimentos con frecuencia varían de un alimento a otro. Algunos como las nueces y los pescados, se acompañan de reacciones anafilácticas, que pueden ser potencialmente mortales si no se tratan. Con frecuencia, una reacción anafiláctica incluirá síntomas como picazón en la garganta, dificultad para respirar y urticaria.

Sin embargo, muchas reacciones menores también se acompañan de urticaria, normalmente en la región facial. Esto normalmente indica una intolerancia a un alimento consumido en los últimos minutos o en una hora. Las ronchas en la lengua normalmente son indicativas de una reacción más severa, pero también pueden desencadenarse por la sensibilidad a las verduras de la solanácea, como la berenjena o el pimiento rojo.

8 y 9. Diarrea y estreñimiento

La forma más grave de intolerancia al gluten es la enfermedad celíaca. Es un trastorno autoinmune en el que el cuerpo ataca las vellosidades del intestino delgado en respuesta a la presencia de gluten (la proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada). Esencialmente, el gluten confunde al cuerpo para atacarse a sí mismo en lugar de la sustancia extraña.

Esta enfermedad presenta problemas generalizados que incluyen, entre otros, estreñimiento, diarrea, malabsorción de nutrientes clave como vitamina D, hierro y B12, erupciones cutáneas, dolores de cabeza y migrañas, esteatorrea (heces grasas), fatiga crónica y pérdida crónica de peso.

La sensibilidad al gluten no celíaca es una forma menos severa en la que el cuerpo no tiene una respuesta autoinmune pero aún no maneja bien la ingesta de gluten.

10. Artritis

La inflamación de la hiperpermeabilidad intestinal conduce a niveles más altos de moduladores inmunes que crean inflamación.

11 y 12. Acidez estomacal y reflujo ácido

Se producen cuando los alimentos no se digieren por completo o cuando el ácido sube por el esófago y quema tejido en el esófago y la garganta. Cuando tu cuerpo es sensible a un alimento, se necesita más energía para digerirlo y esto podría causar un retraso en el sistema digestivo, aunque en ese momento no podemos ver lo que sucede internamente, a menudo lo sentimos como acidez estomacal o reflujo ácido.

14 y 15. Acné y rosácea

Los problemas de la piel, como la urticaria, las erupciones cutáneas, la picazón, el acné, el eczema, la rosácea y la hinchazón pueden ser signos de una alergia a los alimentos. Cuando consumís un alimento que tu cuerpo cree que es dañino (aunque no lo es), tu sistema inmunológico responde creando anticuerpos que combaten la enfermedad llamados inmunoglobulina E (IgE).

Fuente: Msn Estilo de vida

COMENTARIOS