Alimentación

Dieta “Keto” o cetogénica: el hábito de alimentación más “googleado”

Beneficios y riesgos de esta forma de bajar de peso que fue la más buscada en Google en 2018

martes 15 de enero de 2019 - 7:21 am

En los últimos años se difundió la dieta cetogénica o “keto” como una forma eficaz de bajar de peso. Fue una de las más buscadas en Google durante todo 2018. Algunas personas que siguieron dietas de este tipo fueron la Reina Máxima, Kim Kardashian, Jennifer Aniston, entre otras figuras.

Se incluyen muchas carnes (entre ellas procesadas), huevos, salchichas, quesos, pescado, nueces, mantequilla, aceites, semillas y verduras fibrosas, es decir, aquellas que no son fuente de carbohidratos como la batata, la papa, choclo, poca calabaza y se limita también la cebolla y la remolacha. Dado que es muy restrictiva, es muy difícil seguirla a largo plazo.

Beneficios

El nutricionista y antropometrista Facundo Crescenzo (M.N. 6769) indicó al portal ConBienestar que se recomienda “para gente que tiene un exceso de peso histórico, le cuesta mucho controlar cantidades, no se puede acomodar con nada y tampoco hace actividad física intensa”.

Es útil para los chicos con epilepsia y personas con problemas respiratorios porque son enfermedades que reaccionan ante el consumo de azúcar.

Riesgos

No es recomendable para la gente que practica deporte porque el organismo necesita glucosa para funcionar.

Se trata de un régimen tan restrictivo que puede llegar a aburrir dado que no existen muchas opciones. “No podés comer frutas, no hay pan, no hay yogur. Desayunás claras de huevo o rollos de fiambres, colacionás lo mismo, almorzás carnes con algunas verduras, ni siquiera con todas y la segunda mitad del día es igual. Entonces se empieza a comer menos, incluso menos de lo que te indican”, advirtió el experto.

Está contraindicada para las personas que padecen enfermedades renales porque podría empeorar su condición. También varios expertos sostienen que el efecto rebote en este tipo de dietas puede ser superior al resto de los regímenes.

Fuente: ConBienestar

COMENTARIOS