Salud

Seis consejos para evitar lesiones con el mouse

Es una de las herramientas diarias de trabajo para muchos y puede generar dolores si abusamos de su utilización

martes 15 de enero de 2019 - 7:31 am

El uso del mouse puede generar serias consecuencias. Existen estadísticas que demuestran que aproximadamente el 50 % de las personas que pasan más de ocho horas diarias frente a una computadora tendrá un síndrome por sobreuso.

El más frecuente es el del túnel carpiano, que es un aumento de la presión sobre el nervio mediano al nivel de la muñeca. Cuando esta práctica es por la rutina laboral, aumentan notablemente las probabilidades de que se hinchen los tendones de la mano y que el nervio mediano sufra la presión de ellos.

Si llevamos un tiempo notando molestias, lo recomendable es visitar a nuestro médico. Él puede comprobar hasta qué punto puede haber lesión y solicitar las pruebas pertinentes, o simplemente mandar reposo y aplicar hielo con una toalla, recetar alguna pomada antiinflamatoria, etcétera.

A continuación, algunos trucos para evitar estas molestias:

1. Mejorá tu postura

El codo debe estar apoyado o acomodado el mayor tiempo posible. Sumá los centímetros de tu mano y multiplicalo por dos. Ese es el total de brazo que debés tener descansando sobre la mesa. La mano debe descansar sobre el mouse, completamente, en horizontal, sin suponer presión por la tensión. El único esfuerzo debe hacerse desde la propia mano que mueve el mouse. Este debe ser natural, en línea recta, uniforme desde la mano hasta los dedos.

2. Configurá tu mouse

Modificá la velocidad del cursor, de desplazamiento y doble click según te sientas más cómodo.

3. Comprá uno a la altura de tus necesidades

Los de menor tamaño se han demostrado mucho más propensos a provocar lesiones. Debe ser alto, compacto (tampoco estaría de sobra una aleta para reposar el pulga) y tener la cantidad exacta de opciones. Y, a ser posible, inalámbrico. Los cables generan tensión y obligan a estar pendiente de la cantidad sobrante.

4. Usá apoya mouse

Sesde que los ratones de sensor LED o láser sustituyeron a los de bola, es habitual encontrarse usando el mouse sin este añadido. Pero en realidad afectan bastante al comportamiento del mismo, la capacidad de respuesta y la velocidad.

Buscá uno lo más fino posible y que incluya en la parte inferior un ligero escalón en rampa, para evitar fricción con la muñeca. Mucho cuidado con que poseen reposamuñecas de gel: si tienen formas muy pronunciadas y nada ergonómicas acabarán perjudicando.

5. Descanso y ejercicio

Hacer descansos de diez minutos por cada hora. Desde la silla donde nos sentamos, la postura que adquirimos con las piernas —si nos apoyamos de puntillas o somos más de dejarnos caer sobre la silla—, todo determina cómo soportará nuestro cuerpo las largas horas de trabajo.

Lo ideal es que la silla tenga una altura entre los 45 y 50 cm y la mesa entre los 70 y los 75 cm, manteniendo una distancia lógica respecto al torso.

6. Reducí su uso a la mínima expresión

Usar comandos como el ‘Ctrl+C’ para copiar, ‘Ctrl+X’ para cortar o ‘Ctrl+V’ para imprimir. También aprendernos la ruta de la impresora, los atajos de las pestañas en el navegador, etcétera.

Fuente: Blog Lenovo

COMENTARIOS