Belleza

Cremas: ingredientes ideales según tu tipo de piel

Cinco elementos que se encuentran en la naturaleza y son muy preciados para la cosmética

domingo 13 de enero de 2019 - 7:15 am

Ciertos productos naturales poseen propiedades que las firmas cosméticas aprovechan para incluirlos en sus productos. La mayoría de ellos se utilizan hace singlos, mirá cuáles son y cuáles te convienen según tu piel.

Arcilla

Protege la piel de los microbios, absorbe el exceso de sebo, regenera las células y cicatriza las heridas. Purifica la piel en profundidad, contiene muchos minerales y oligoelementos y permite absorber lo que la piel quiere eliminar y, además, nutrirla.

Existen varios tipos, pero las más utilizadas en cosmética son la blanca, que aporta suavidad y calma la piel; y la verde, ideal para pieles mixtas gracias a su gran poder de absorción. La roja reequilibra las pieles normales y la rosa es la que mejor toleran las pieles más sensibles.

Algas

En cosmética se utilizan como agente activo o para dar textura a las cremas. Su composición tiene propiedades tonificantes, hidratantes, suavizantes, depurativas y drenantes. Esto hace que consigamos una piel elástica, jugosa, con buen tono y sin flacidez.

Como parte de muchos tratamientos, favorecen por ejemplo el efecto drenante entre las mujeres con celulitis. Y si querés conseguir una piel sedosa, las algas son perfectas para realizar un peeling suave y eliminar impurezas y células muertas.

Ylang Ylang

Es un aceite esencial que se extrae de las flores del árbol tropical Cananga Odorata, que crece en Filipinas, Java, Madagascar y Sumatra. Es perfecto para tratar el cabello, ayudar a prevenir su pérdida y mejorar el cuello cabelludo descamado. Aplicado en la piel, sirve para reducir las inflamaciones, tratar el acné y las manchas, estimula el crecimiento celular, relaja los músculos y suaviza las arrugas.

Manteca de Karité

El árbol de Karité crece en las sabanas del oeste africano y es rico en ácidos grasos y vitaminas A, E y F. Su manteca posee beneficios nutrientes, suavizantes y reparadores. Sirve para cuidar la piel seca, reducir inflamaciones, cicatrizar heridas, mejorar la microcirculación o hidratar el pelo. Un consejo: buscá siempre mantecas de Karité orgánicas; cuanto menos refinadas, mejor.

Rosa Damascena o de Alejandría

Algunas civilizaciones de la antigüedad (griegos, romanos y egipcios) introdujeron las rosas en el tocador. De todas ellas, la rosa Damascena proporciona uno de los aceites esenciales más valiosos. Es caro  y su uso contribuye a regenerar las células y luchar contra el envejecimiento. También hidrata, nutre, reafirma, desinflama, cicatriza y es antibacteriano.

Fuente: The Luxonomist

COMENTARIOS