Policiales

El médico que operó al turista sueco es el mismo que le salvó la vida al estadounidense del caso Chocobar

Yamil Ponce, quien estuvo a cargo de la cirugía de Frank Joseph Wolek, también intervino sobre el el joven europeo que recibió un disparo en el centro porteño en un intento de robo

jueves 3 de enero de 2019 - 10:39 pm

El médico Yamil Ponce, que en diciembre de 2017 le salvó la vida al estadounidense apuñalado en La Boca, volvió a encabezar las cirugías a otro turista extranjero, el sueco Christoffer Persson, que recibió un disparo en la rodilla en un intento de robo en el centro porteño.

En esta ocasión, el cirujano cardiovascular lideró a su equipo en el Hospital Argerich para estabilizar al joven europeo, de 36 años, que fue baleado a fin de año mientras caminaba con su novia en Monserrat.

Por la complejidad de su cuadro, tuvo que amputarle la pierna derecha desde debajo de la rodilla por los daños arteriales. Sin embargo, el propio doctor indicó que no puede dar más detalles del estado de Persson hasta que su familia dé el consentimiento. Se espera que el viernes las autoridades de salud porteñas emitan un comunicado sobre el caso.

Según trascendió, el turista sueco fue atacado el viernes 30 de diciembre, alrededor de las 23, en la calle Tacuarí al 498, cuando volvía al hotel con su pareja después de haber cenado en el barrio porteño.

En el camino, un ladrón amenazó al joven con un arma. En medio de un forcejeo, el atacante trastabilló y le dio un balazo desde el piso. El impacto fue diez centímetros por arriba de la rodilla derecha.

Hace poco más de un año, en diciembre de 2017, Ponce también recibió en el quirófano a un turista víctima de la inseguridad porteña, en ese caso, de Fran Joseph Wolek. El hombre estadounidense había sido apuñalado 10 veces por dos ladrones mientras paseaba por Caminito, en La Boca.

Wolek fue trasladado de urgencia al borde de la muerte. “Nosotros trabajamos así. Sin saber quién es, de dónde es o qué pasó, lo llevamos al quirófano y lo operamos”, aseguró en su momento el cirujano.

El mismo médico había calificado la recuperación del turista estadounidense como milagrosa. “Lo único que hacemos es concentrarnos para ayudar a salvarle la vida. Me acuerdo que fue todo muy rápido. Para mí fue un milagro. En la medicina no creemos en milagros, porque pensamos que tienen que ser como algo mágico. Milagro fue todo lo que pasó: que alguien haya visto esa situación, que otro haya llamado al SAME, que el paciente haya venido, que el ascensorista esté justo llegando abajo. El milagro es ése”, había señalado tras la intervención.

En medio del escándalo que generó el caso de Wolek, por el accionar del policía Luis Chocobar, que vestido de civil advirtió el robo, corrió a uno de los ladrones y lo mató mientras escapaba, el médico y el turista entablaron una amistad.

En conversación con TN, Ponce había contado que solía tener una relación cercana con sus pacientes y que se le había ocurrido festejar el comienzo del 2018 con Wolek porque sabía que lo pasaría solo con su esposa. Del encuentro, difundieron un video en donde aparecen ambos cantando en un karaoke.

“Estoy bien, me siento casi normal, fueron unas tres semanas largas y fue muy doloroso, pero lo superé bastante bien”, expresó Wolek en diálogo con la prensa en la puerta del Argerich, tras su recuperación.

“Lo más importante es que soy solo una persona que vino a este hospital, los verdaderos héroes son todas estas personas que están detrás mío (por los médicos), que me ayudaron cuando estaba en esa esquina y pensaba que iba a morirme”, remarcó.

Fuente: TN

COMENTARIOS