Alimentación

Siete riesgos de comer marisco en exceso

Los riesgos de abusar del consumo de estos platos

martes 8 de enero de 2019 - 7:33 am

1. Migrañas

Pueden aparecer especialmente en quienes sean más propensos a ellas. Se debe a que contienen sustancias como la histamina o la tiramina, que si desarrollan reacciones tóxicas pueden provocar esos dolores.

2. Exceso de metales pesados

Es más habitual en peces grandes como el atún, pero hay mariscos de tamaños importantes como los crustáceos o cefalópodos, que pueden ingerir también cantidades altas de metales pesados que en el cuerpo humano son muy negativos.

3. Colesterol

Tiene grasas insaturadas muy saludables pero un abuso puede suponer una subida del colesterol así que se debe ir con cuidado especialmente si ya se tienen problemas de este tipo.

4. Ácido úrico

Las personas que sufran con el ácido úrico deberían evitar consumirlo si no quieren pasar días de resaca muy duros con ataques de gota. Es lo mismo que les ocurre con la carne roja. El marisco tiene muchas purinas que el cuerpo asimila transformándolas en ácido úrico.

5. Intoxicación estomacal

Contiene en ocasiones una toxina que en general los seres humanos no podemos tolerar, causando problemas de salud en forma de virus estomacal, vómitos, malestar general y diarreas. Se puede dar además el anisakis, propio de los productos animales del mar, que también puede tener consecuencias de salud similares.

6. Alergias

Que uno nunca haya sido alérgico no le asegura no serlo jamás desgraciadamente. En general, es difícil desarrollar alergias de repente pero ocurre, y puede darse con productos como el marisco, sobre todo si hay excesos. De hecho, si sos alérgico a algunos alimentos, es conveniente ir con cuidado al comer marisco, no abusar y probar de una en una las especies que nunca hayas catado para ver cómo te sientan.

7. Salmonelosis

Hay otro tipo de intoxicaciones que derivan de la contaminación del producto durante el proceso posterior a la pesca, en el transporte o ya en casa cuando lo guardamos hasta consumirlo. Por ejemplo, es muy peligroso el exceso de calor. Si se contamina puede provocar enfermedades como la salmonelosis.

Fuente: Salud envidiable

COMENTARIOS