Política Internacional

A toda máquina: las medidas de Bolsonaro que ya movilizan a Brasil

El ultraderechista presidente del país vecino emitió varios decretos que generaron preocupación. Los grupos más desfavorecidos: minorías sexuales y sectores populares

jueves 3 de enero de 2019 - 2:38 pm

Tal como había anticipado en su plataforma electoral, el ex militar ultraderechista Jair Bolsonaro emitió una serie de decretos en los cuales avanzó rápidamente en los cambios estructurales para Brasil. Más allá de las medidas económicas hay preocupación en gran parte de Brasil por los ataques a las minorías y grupos que luchan por el reconocimiento de sus derechos.

Dentro de las principales medidas se encuentran la reducción de los ministerios, el debilitamiento de derechos de minorías sexuales y sectores populares. A continuación, las principales medidas en las que avanzó Bolsonaro:

1. La Fundación Nacional del Indio (Funai), que era dependencia del Ministerio de Justicia, pasó a estar vinculada al nuevo Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos. Sin embargo, la identificación, delimitación, demarcación y registro de tierras ocupadas por indígenas y las tradicionales comunidades de exesclavos negros (quilombolas) será responsabilidad del Ministerio de Agricultura, enfrentado a los intereses de estos grupos en favor al agronegocio.

2. Excluyó a la población de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) como beneficiaria de las políticas y programas destinados a la promoción de los derechos humanos que impulsa el Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos.

3. Estableció que la Secretaría de Gobierno tendrá entre sus competencias “supervisar, coordinar, vigilar y seguir las actividades y las acciones” de los organismos internacionales y de las organizaciones no gubernamentales que tienen presencia en Brasil.

4. La Comisión de Amnistía, responsable por las políticas de reparación y memoria de las víctimas de la última dictadura militar brasileña, dejó de estar bajo la gerencia del Ministerio de Justicia y pasó también al Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos.

5. El Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf), órgano que compone el sistema de combate a ilícitos financieros y al lavado de dinero, pasó de ser administrado por el Ministerio de Economía al fusionado Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

6. El gabinete se achicó de 29 a 22 ministerios. Desaparecieron las carteras de Trabajo; Cultura; Deportes; Ciudades; Seguridad Pública; Industria, Comercio Exterior y Servicios; y Transportes, Puertos y Aviación Civil, ahora fusionados como secretarías a otras dependencias.

7. El salario mínimo para este año fue aumentado de 954 para 998 reales, un valor menor a los 1006 reales que había previsto antes de salir el gobierno de Michel Temer. La explicación es que la cifra final descendió porque la tasa de inflación fue menor a la esperada.

COMENTARIOS