Archivo

El día que a Boca le ofrecieron al Pity Martínez y lo rechazó por un 'detalle'

El hoy consagrado jugador de River (próximo nuevo futbolista de la MLS) tuvo un comienzo complicado, donde el Xeneize lo rechazó

miércoles 2 de enero de 2019 - 2:58 pm

Gonzalo El Pity Martínez cerró un año soñado. El enganche se coronó campeón de la Copa Libertadores ante Boca y se despidió de River: continuará su carrera en la MLS de Estados Unidos. El reconocimiento del Pity llegó también desde Uruguay, donde el prestigioso diario El País lo calificó como el mejor futbolista de América en 2018.
A raíz de esta coronación, el medio uruguayo repasó la carrera del mendocino, sin obviar que cuando era juvenil fue rechazado por Boca.

Junto a la coronación, el matutino charrúa contó la historia del jugador, que tuvo un comienzo difícil debido a su estatura. Goyo Carrizo, integrante del mítico equipo Los Cebollitas y amigo de la infancia de Diego Armando Maradona, viajó a Mendoza, enviado por un representante porteño, a probar juveniles de esa Provincia. Ahí conoció al Pity.

"Era chiquito, jorobadito, no se movía, estaba al lado mío. Lo llamé y le dije: ‘¿Vos querés ir a Buenos Aires? Movete un poquito, entonces, que te quiero ver’. Tocó dos pelotas y dije: ‘Este pibe es un crack’. Lo traje, y como tenía mucho contacto con Griffa y Maddoni, porque mi hijo estaba en Boca, se probó en Casa Amarilla", recordó Goyo en una entrevista con El Gráfico.

Maddoni fue quien vetó a Martínez. “Es buen jugador, pero muy chiquito y Boca no espera”, le dijo como argumento. Carrizo lo probó en otros clubes, Banfield, Racing, Independiente y Lanús, pero en todos obtuvo la misma respuesta. Al año siguiente, en un recreo del curso de entrenador, un allegado a Marcelo Simonian, prestigioso representante, le preguntó si tenía en vista algún joven para recomendarle. Carrizo se acordó del Pity.

“Enseguida me llamó Simonian, me dijo que confiaba en mi mirada. Le dije que tenía tres jugadores: el Pity, Guillermo Benítez, que salió campeón con Argentinos, y Gustavo Blanco Leschuk. ‘Elegí uno solo’, me dijo. Y me quedé con el Pity. Hizo venir a los padres, firmaron los papeles y lo dejó en Huracán”, contó.

COMENTARIOS