Salud

Qué es un prolapso y cómo identificar si tenemos uno

Qué sucede cuando los órganos pélvicos ya no están en la posición que deberían estar

viernes 4 de enero de 2019 - 7:05 am

El piso pélvico es un conjunto de músculos, con una forma similar a la de una hamaca, pero con mayor tensión, que se encuentran en la base de la pelvis y tienen como función sostener a los órganos pélvicos (vejiga, útero y recto), y son atravesados por las salidas de éstos (uretra, vagina, ano), por lo que además tienen la función de lograr el correcto funcionamiento de éstos en la continencia, evacuación, actividad sexual y parto.

Un prolapso es el descenso de uno o más órganos pélvicos, es decir, ya no están en la posición que deberían estar porque los ligamentos que los sostienen han perdido tensión.

No son problemas peligrosos, pero deben cuidarse. El síntoma principal es la sensación de bulto o pesadez vaginal, que puede o no alterar alguna de las funciones asociadas como dificultad para orinar, defecar, molestias al tener relaciones sexuales, entre otros.

Es fundamental la kinesioterapia de piso pélvico, donde se realiza una evaluación de los hábitos relacionados con la zona y de la musculatura perineal. Si bien no es una solución directa, ya que no se trabaja sobre los ligamentos lesionados, se trabaja desde la zona inferior, fortaleciendo los tejidos que afirman y sostienen los órganos logrando evitar que sigan descendiendo, además de modificar hábitos que puedan afectar.

La actividad física no está contraindicada, pero se debe tener consideración en no realizar ejercicios de fuerzas excesivas, de rebotes o de abdominales tradicionales.

Fuente: Guioteca

COMENTARIOS