Política

En Casa Rosada no hay ajuste: 2019 con un 25% de aumento salarial para el Presidente y los ministros

El beneficio no sólo contempla a funcionarios políticos sino a todos los empleados de la administración pública centralizada que en la paritaria 2018 se vieron afectados por tener incrementos menores en términos porcentuales

domingo 30 de diciembre de 2018 - 9:49 pm

El 2019 viene con una buena nueva para los ministros y funcionarios políticos del Ejecutivo: luego de más de un año con sueldos congelados, en enero y febrero recibirán un 10% por ciento dividido en dos cuotas de 5% que se les otorgó a los trabajadores estatales en la última paritaria, y un aumento del 15% que inicialmente Mauricio Macri les había negado en junio pasado.

Según informó Clarín, la decisión fue dejada por escrito por el presidente en la última negociación salarial que se firmó con estatales, en noviembre, cuando el Gobierno concedió un 10% de aumento adicional al acuerdo que se había homologado en mayo.

En el texto de la actualización de la paritaria, donde el Gobierno dio un bono de fin de año de 5 mil pesos y dos aumentos del 5% en enero y del 5% en febrero, se incluyó una cláusula que extiende al “personal que no hubiera percibido el incremento porcentual”, según lo estipulado en el decreto anterior, de mayo, en el que se fijó que el aumento no alcanzaba a “las autoridades políticas”.

Hasta mayo de 2018, cuando se publicaron los últimos datos oficiales, el Presidente cobró un sueldo de bruto de $214.444, seguido por la vice Gabriela Michetti, que recibió $198.559. Los ministros, en tanto, unos $189.000. La excepción fue el canciller Jorge Faurie, quien arrastra por su condición de diplomático de carrera un sueldo más alto; y duplicó esa cifra: $367.962.

Con el aumento, los ministros pasarán a cobrar $ 236.000 y el Presidente $ 268.000 en bruto. El congelamiento de aumentos alcanzó también a secretarios, que ganan $ 168.000; y a subsecretarios, de $ 152.000. En junio, podrían recibir un extra por las paritarias estatales.

El beneficio, de todos modos, no sólo contempla a funcionarios políticos, que comenzarán a cobrar con aumento, sino a todos los empleados de la administración pública centralizada que, en la paritaria 2018, antes de la disparada del dólar y cuando el Gobierno aún defendía la meta del 15% de inflación; se vieron afectados por tener incrementos menores en términos porcentuales. Por caso, aquellos que por ganar más de $40.000 se les otorgó sumas fijas, de $2.000 y $4.500 y un bono de 2 mil pesos.

COMENTARIOS