Inseguridad

Cristina Kirchner ordenó congelar el debate por la inseguridad

La intención es sacar la inseguridad de la agenda y por ello también quedó paralizado el tratamiento del nuevo Código Civil, criticado por liberar de responsabilidad a funcionarios y comprometer el derecho de propiedad

domingo 6 de abril de 2014 - 7:49 am

La Presidenta quiere sacar de la agenda pública lo que considera una psicosis injustificada por la ola de robos, homicidios y linchamientos . Al mismo tiempo, el oficialismo está analizando medidas contra los motochorros y contra los extranjeros que ingresan al país para delinquir y presiona a la Corte Suprema para que los jueces interpreten la ley de manera rigurosa y sin liberar delincuentes.

Según publica hoy La Nación, altas fuentes de la Casa Rosada, todavía hay discrepancias internas dentro del kirchnerismo sobre la necesidad de debatir un nuevo Código de Procedimientos Penales.

El secretario legal y técnico, Carlos Zannini; el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Justicia, Julio Alak, no consideran oportuno instalar el debate parlamentario sobre esa modificación ni sobre la del Código Penal.[pullquote position=”right”]Cristina Kirchner ordenó  congelar el debate por la inseguridad[/pullquote]

La intención es sacar la inseguridad de la agenda y por ello también quedó paralizado el tratamiento del nuevo Código Civil, criticado por liberar de responsabilidad a funcionarios y comprometer el derecho de propiedad. Tiene media sanción en el Senado y está frenado en Diputados.

“Con la gente linchando delincuentes en las calles, y con Sergio Massa haciendo política con el Código Penal, no se puede llevar el tema al Congreso. Y también se va a congelar el Código Civil”, señaló un funcionario de la Casa Rosada.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, sostiene, directamente, que no hay que reformar el Código Penal sino cumplir el actual, y que los jueces deben llegar a un acuerdo, promovido desde la Corte Suprema, para interpretar la ley de manera que no caratulen un robo como tentativa de hurto y liberen al delincuente en pocas horas.

Berni habla con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, para que el máximo tribunal elabore una acordada que evite las interpretaciones blandas de la ley y establezca criterios uniformes. Esto es medular para Cristina Kirchner.

El Gobierno se fastidió con Scioli porque no consultó su declaración de emergencia. Sospechan que se quiso diferenciar de Cristina y retomar la iniciativa con miras a su candidatura presidencial. Además, sostienen que sólo anunció medidas para agilizar la administración interna para comprar equipamiento atrasado. Se reflota la batalla de recelos con Scioli.

El secretario de Justicia, Julián Álvarez, de La Cámpora, no tiene claro el rumbo. Hace unos días colgó en la página web del ministerio una convocatoria a audiencias públicas para debatir en todo el país el Código Penal. Pero el jueves pasado sacó el llamado de la página oficial. También la idea era llevarlo a las facultades de Derecho.

La Presidenta le pidió a Zannini sacar de la agenda política la inseguridad y neutralizar a Massa. De hecho, ella misma minimizó el problema cuando lo redujo a un problema de exclusión social pese a sostener que su modelo económico fue el más inclusivo de la historia.

COMENTARIOS