Judicales

Debido a un error de la Justicia, los Yoma podrían recuperar una curtiembre

Se trata de la curtiembre Nonogasta, que hoy pertenece al grupo brasileño Curtume. Mira por qué podría volver a manos de la ex familia política de Carlos Menem

sábado 5 de abril de 2014 - 12:39 pm

La familia Yoma (ex parientes políticos de Carlos Menem) podría recuperar la curtiembre de Nonogasta, ahora en poder de un grupo brasileño, tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En dicho fallo, se anuló una sentencia de la justicia de Chilecito y se criticó el aval del Superior Tribunal de Justicia de La Rioja.

[pullquote position=”right”]Debido a un error de la Justicia, los Yoma podrían recuperar una curtiembre[/pullquote]

La curtiembre era de la familia Yoma hasta que en 2005 fue convocada la quiebra y el gobierno nacional kirchnerista decidió sacar a sus propietarios del gerenciamiento. Según Diario Chilecito, la empresa tenía unos US$ 160 millones en deudas en mora, entre otros con los bancos Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires y Nación Argentina, contraídas durante las presidencias de Carlos Menem.

En 2008 le fue adjudicada judicialmente al grupo brasileño Curtume por una suma ínfima en relación a su valor de remate. Se comprometieron a pagar US$ 6 millones en cuatro cuotas, contra los US$ 50 millones que era la valuación de la firma.

Sin embargo, el pasado 14 de marzo la Corte Suprema encontró “vicios de arbitrariedad” en las resoluciones de la justicia chileciteña, avaladas por el Superior Tribunal de Justicia de la provincia en una acción también objetada por la Corte al “menoscabar el derecho de defensa” del Banco.

Ahora, la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló uno de los fallos de la Cámara Civil, Comercial y de Minas de Chilecito, respecto de las condiciones de adjudicación de la empresa a Curtume CBR.  El máximo tribunal nacional “descalificó y dejó sin efecto la sentencia” dictada por la justicia riojana. Por lo tanto, se ordenó que “se dicte un nuevo fallo con arreglo al presente”.

COMENTARIOS