Política

Cuadernos de la corrupción: ¿qué tiene que pasar para que CFK vaya presa?

Pese a la confirmación del procesamiento con prisión preventiva por la causa de "los cuadernos", la senadora y líder de Unidad Ciudadana tiene ventaja

viernes 21 de diciembre de 2018 - 10:56 am

Nuevamente, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió un fallo en su contra. El juez Claudio Bonadio pidió además la prisión preventiva por la causa denominada “Cuaderno de las coimas”, pero la líder de Unidad Ciudadana está siendo investigada también en las causas “Dólar futuro”, “Memorándum con Irán”, entre otras. Desde ayer, cuando se conoció el procesamiento comenzó a sonar la pregunta sobre el futuro de CFK: ¿puede ir presa?

La ex presidenta puede estar en libertad gracias a sus fueros como senadora nacional. Diseñada originalmente para proteger la libertad de expresión de los legisladores, la inmunidad parlamentaria en Argentina está regulada por los artículos 68 a 70 de la Constitución Nacional. Este último establece que los diputados y senadores no pueden ser arrestados “excepto el caso de ser sorprendido in fraganti en la ejecución de algún crimen que merezca pena de muerte, infamante, u otra aflictiva”.

La Ley 25.320, llamada “Ley de Fueros” y votada en el año 2000, permite que el Poder Judicial avance en sus investigaciones, que el legislador en cuestión sea llamado a indagatoria y hasta que se allanen sus viviendas, como ocurrió en el caso de la dirigente de Unidad Ciudadana en agosto pasado.

Cada cuerpo legislativo tiene la atribución de retirarle los fueros a un legislador. En el caso del Senado, para hacerlo se requieren dos tercios de los votos, es decir 48 si estuviesen presentes los 72 miembros de la cámara. Hay un punto al respecto donde Cristina tiene algo a su favor: Cambiemos solo tiene 25 bancas, mientras que Argentina Federal posee 22. Pese a las diferencias, hechas públicas en el último tiempo, Miguel Ángel Pichetto está en contra del desafuero a la ex presidenta. La postura se conoce como “doctrina Menem” y rechaza la medida en tanto no haya sentencia firme de parte de la Corte Suprema, instancia judicial de la cual CFK aún está lejos.

El jueves, Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Fernández de Kirchner por los “cuadernos de las coimas”. Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi ratificaron la decisión del Claudio Bonadio, quien en septiembre pasado la consideró jefa de una asociación ilícita vinculada a la obra pública.  En ese entonces, el magistrado había pedido el desafuero de la expresidenta al Senado, pero las sesiones que convocó el oficialismo en septiembre y noviembre cayeron por falta de quórum. Bonadio había supeditado un nuevo pedido de desafuero a la decisión de la Cámara Federal que tuvo lugar este jueves.

Si la situación política sigue igual, no obstante, todo indica que cualquier nuevo intento fracasará en el Congreso. Salvo que los tiempos judiciales se aceleren de forma abrupta, sería necesaria una complicada mayoría de Cambiemos en el Senado para conseguir la expulsión de la expresidenta. El futuro de Cristina depende más que nunca del parlamento.

COMENTARIOS