Psicología

Potomanía, los riesgos de beber agua en exceso

Cuando algo saludable se vuelve un trastorno

jueves 20 de diciembre de 2018 - 7:27 am

La potomanía es un tipo de trastorno alimentario en el que la persona que lo padece bebe de una manera compulsiva grandes cantidades de líquido sobretodo agua sin que llegue a tener una sensación de sed.

En muchos casos la persona puede llegar a ingerir unos 15 litros de agua sintiendo un gran placer por ello. Tal ingesta es altamente nociva para la salud ya que puede dañar de una manera bastante seria el buen funcionamiento de los riñones.

La causa principal se debe a una alteración en la zona del hipotálamo aunque los expertos en el tema opinan que es bastante raro que esto pueda ocurrir. Otra de las causas se debe a diversos desórdenes alimentarios de tipo psicológico que puede sufrir la persona en cuestión como es el caso de la anorexia nerviosa. En dicho trastorno la persona opta por beber grandes cantidades de agua con el fin de saciarse rápidamente y evitar de tal manera la ingesta de calorías innecesarias para su cuerpo.

Una persona normal necesita unos dos litros de agua al día para estar completamente hidratado y evitar problemas de deshidratación. Si se excede a la hora de ingerir líquidos puede llegar a tener problemas en la función renal del cuerpo y padecer una serie de síntomas claros y evidentes como:

  • Un gran cansancio y falta de energía a causa de la disolución del sodio en la sangre
  • Fuertes calambres musculares por todo el cuerpo
  • Dolores de cabeza unido a ganas de vomitar
  • Convulsiones
  • La persona puede llegar a entrar en coma y poner en riesgo su vida
  • La falta de sodio en la sangre puede hacer que la persona que padece potomanía pueda tener graves problemas cerebrales

Aparte de la ayuda médica, el paciente con potomanía debe buscar ayuda de tipo psicológica ya que es normal que la potomanía se deba a algún tipo de desajuste alimenticio.

En un principio el tratamiento debe consistir en la administración de diversos diuréticos que ayuden al paciente a paliar los síntomas propios de dicha enfermedad y a aumentar el nivel de sodio en la sangre. Si el problema es mental, se debe acudir a un psicólogo que le ayude a ver que el ingerir tanto líquido no es bueno.

Fuente: Bekia

COMENTARIOS