Copa Libertadores

Sorteo parejo: los argentinos con grupos más accesibles tienen varios kilómetros para volar

Boca Juniors respira aliviado por el camino a 8vos que le tocó. River Plate tendrá duelos chivos, pero con la obligación de revalidar el título. El más complicado es San Lorenzo, debido a sus rivales y el plantel incierto que tendrá Almirón

martes 18 de diciembre de 2018 - 7:22 pm

Por Tomás Coronel (@tomascoronel)

18 de diciembre de 2018. Ya se puso en marcha la próxima edición de la Copa Libertadores, luego de lo que fue el sorteo de la fase de grupos del día de ayer en la sede de la CONMEBOL. Juan Carlos Crespi, Israel Damonte, Jorge Brito y el Pipi Romagnoli traerán sensaciones positivas, en líneas generales, de cara a hipetéticas clasificaciones a los octavos de final.

De cualquier manera los seis equipos, con posibilidad de que sean siete, tienen bastante paridad. Los que presentan grupos más accesibles en los papeles son los que más horas de vuelo sumarán en su recorrido por Sudamerica (los casos de Huracán y Boca Juniors). Los restantes tendrán que volar hacia países limítrofes, pero tendrán duelos contra varios poderosos.

El fútbol tiene esa pizca de incertidumbre y más en tierras sudamericanas, pero los equipos argentinos siempre se erigen como protagonistas, al igual que los brasileños, del máximo certamen continental. Detalle no menor: los seis equipos que participaron de la edición pasada clasificaron a la siguiente ronda, llegando a jugar dos de ellos la final.

Boca Juniors puede respirar aliviado en la pretemporada, donde aún tiene que definir al próximo entrenador y rearmar un plantel que tendrá algunas bajas. Las seis Copas del club le exigen competir al máximo nivel todos los años, tal es así que varios referentes dirán adiós luego de llegar, nada más ni nada menos, que a la final.

Los rivales del grupo dan cierta tranquilidad. Jorge Wilstermann clasificó como campeón del Torneo Apertura de Bolivia, aunque es recordado por el fatídico 8-0 frente a River en el Monumental. Deportes Tolima también llega siendo campeón del Torneo Apertura de Colombia, el segundo título de su historia. Ninguno representa peligro para el Xeneize.

A priori, el rival más difícil será el actual campeón de la Copa Sudamericana, Atlético Paranaense. De cualquier manera, el prespuesto del Xeneize supera ampliamente al de sus rivales y eso se materializará en el plantel. En total Boca Juniors tendrá 11.835 kilómetros de vuelo.

River comanda el grupo A como el reinante campeón defensor. En él recibió a dos importantes equipos como el Internacional de Porto Alegre y Alianza Lima. El primero supone un viaje corto para visitar al equipo de un viejo conocido como Andrés D’Alessandro, además de Víctor Cuesta y Paolo Guerrero. Los brasileños siempre son un
escollo difícil, aunque dada la cantidad de plazas siempre se cuenta con la presencia de al menos uno en el grupo.

Alianza Lima representa un rival menor que el Colorado, pero las millas serán muy importantes. Los peruanos compartieron los grupos con el Xeneize en el 2018 y en su visita a la Argentina se fueron humillados con un 5-0 en contra. Resta saber el cuarto integrante del grupo. Grandes chances de que Talleres de Córdoba o San Pablo sea el que se sume.

San Lorenzo y Rosario Central son dos equipos que al igual que River todavía no conocen a su cuarto rival. El Ciclón sí que la tiene difícil con los dos nombres que ya conoce: deberá ir a San Pablo a jugar frente a Palmerias, uno de los semifinalistas de la Copa 2018 y reciente campeón del Brasileirao. El equipo de Felipao viene armado desde hace años y con un funcionamiento probado. El otro escollo será el finalista de la Sudamericana, Junior de Barranquilla. El calor y el buen equipo de Teo serán una parada brava para el nuevo reto de Almirón. 9.953 kilómetros recorrerán en Boedo, a la espera de saber el último destino.

El Canalla puede sonreír porque tendrá pocas horas de vuelo hacia los dos destinos que ya conoce. Santiago de Chile y Porto Alegre se encuentran a escasas horas de Santa Fe, con 2.452 kilómetros. Lo que no le debe causar gracia al Patón Bauza es el poderoso Gremio, uno de los mejores equipos de Sudamerica, y la Universidad Católica de Luciano Aued y Diego Buonanotte, último campeón del torneo chileno.

Restan Huracán y Godoy Cruz. Al conjunto de Gustavo Alfaro le esperan 15.842 kilómetros de viaje en su periplo en un nuevo torneo internacional. 6.168 kilómetros tendrá que volar el conjunto mendocino para jugar frente a Sporting Cristal, Universidad de Concepción y Olimpia.

COMENTARIOS