Corte Suprema

Cuatro cosas que tenés que saber para entender el fallo de la Corte a favor de los jubilados

El fallo del Máximo Tribunal se aplicará a aquellos jubilados que estaban en juicio contra la Anses y no se sumaron a la última Reparación Histórica lanzada por el Gobierno en 2016

martes 18 de diciembre de 2018 - 1:02 pm

El fallo de la Corte Suprema de la Nación en contra de la Anses abre paso para que 150.000 jubilados que no se habían sumado a la Reparación Histórica puedan ver mejoras en sus haberes. Sin embargo, el Máximo Tribunal pidió al Congreso de la Nación fijar un nuevo índice de actualización, aunque, mientras tanto, ordenó dejar de usar el índice RIPTE y pasar a calcular la actualización con el índice ISBIC.

Las cinco cosas que tenés que saber sobre el fallo

1- Cuestión de fondo

Hasta el 2008, el organismo previsional calculaba las jubilaciones sin aplicar ninguna actualización a los salarios posteriores a 1991 que entraban en el promedio para el cálculo del primer haber (recordemos que se toman las últimas 120 remuneraciones). A raíz de esto, se iniciaron cientos de miles de juicios de reajuste, con el fin de que se actualizaran los salarios que servían de base para calcular el primer haber. En 2009, la Corte respondió al reclamo masivo de los jubilados y señaló en el precedente “Elliff” un método de actualizar los salarios con el índice ISBIC.

Pero, a partir del Programa de Reparación Histórica en julio de 2016, la ANSeS cambió el criterio de la Justicia e impuso el índice RIPTE. El fallo de hoy, justamente, repone el índice RIPTE para calcular la actualización y pide al Congreso de la Nación tratar un nuevo índice para calcular las nuevas jubilaciones.

2- ISBIC vs. RIPTE

En su fallo de hoy, la Corte definió que es inconstitucional que el Poder Ejecutivo -a través de la Anses- defina el índice para actualizar las sentencias y juicios de haberes que existen contra el Estado; además, pidió que sea el Congreso de la Nación el que se encargue de definir el nuevo índice. Mientras tanto, ordenó aplicar el índice ISBIC.

La Anses había definido en 2016 el índice RIPTE como el adecuado para actualizar las jubilaciones de aquellos que no se habían sumado a la Reparación Histórica. Esta decisión del Gobierno chocaba con la tomada en 2009 por la Corte, que se había inclinado por el uso del índice ISBIC -más beneficioso para los jubilados-.

3- Vamos con un ejemplo

Para la gran mayoría de los casos en juicio, el cambio de índice implicaría que los haberes se calculen en montos superiores, en proporciones que van del 20 al 60%, según cálculos de los abogados. Por ejemplo, para un haber jubilatorio que hacia julio de 2007 era de $ 1.855, a octubre pasado resulta que esa jubilación debería ser de $ 40.525, si el reajuste se efectúa con el RIPTE, y de $ 55.913 si se aplica el ISBIC, es decir una diferencia superior a $ 15.000.

Según sostuvo semanas atrás el abogado de Blanco, Gabriel Greizerstein, su defendido se verá mucho más favorecido con la aplicación del índice ISBIC para calcular el incremento de sus haberes, ya que cobraría el 59% de su salario como trabajador activo, mientras que con el otro mecanismo pasaría a recibir el 46 por ciento.

4- Costo para el Estado

El fallo de la Corte sólo hizo referencia al mecanismo de actualización, pero no así el mecanismo de pago. Este último podría ser en efectivo o a través de la emisión de un título de deuda pública ajustable.

Además, en el Presupuesto 2019 se prevé una partida de $34.538 millones para el pago de unas 40.000 sentencias judiciales en firme, con un régimen de prioridad basado en la edad del beneficiario y la presencia de enfermedades terminales. En el presupuesto del próximo año no estaba previsto una erogación especial ante este cambio impuesto por la Corte.

Sin embargo, hay cálculos sobre los posibles costos del fallo. Se estima que el costo inicial para las arcadas del Estado sería de unos $100.000 millones, a un promedio de $667 mil por beneficiario.

COMENTARIOS