Aerolíneas Argentinas

Los insólitos lujos que los pilotos le exigen a Aerolíneas para volar al exterior

Mientras desde el Gobierno se intenta ir hacia una aerolínea superavitaria, los pilotos ostentan beneficios insólitos cada vez que viajan al exterior

lunes 17 de diciembre de 2018 - 5:18 pm

En los últimos días del año, la calma parece haber regresado a los aeropuertos argentinos. Tras los paros sorpresivos realizados por los gremios aeronáuticos, que dejaron a miles de pasajeros en tierra y motivaron la intervención de la Secretaría de Trabajo, la empresa espera vivir una temporada estival de relativa calma, para seguir mejorando la eficiencia y achicando el monumental pasivo que dejó la gestión anterior.

Se trata de un objetivo que no comparten sindicalistas como Pablo Biro (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas) o Roberto Cirielli (Asociación del Personal Técnico Aeronáutico), quienes públicamente reivindican la gestión kirchnerista en la “aerolínea de bandera”, y exigen que el Estado Nacional la siga subsidiando, por montos que este año superaron los 550 mil dólares por día.

Sin embargo, los planes oficiales para reducir los gastos operativos y lograr que Aerolíneas Argentinas y Austral sean superavitarias, se han topado una y otra vez con la oposición de los sindicatos, que se aferran a los beneficios que les otorgara Mariano Recalde durante su paso por la presidencia de la empresa. En los últimos días trascendieron, por ejemplo, las exigencias que los gremios plantean a la compañía para el descanso de las tripulaciones que vuelan al exterior:

PUNTA CANA

Aerolíneas busca cambiar el hotel que tiene contratado en Punta Cana para el descanso de la tripulación. Actualmente es el Westin Punta Cana. El cambió implicaría un ahorro de 300 millones de pesos al año. Sin embargo, los gremios pusieron el grito en el cielo al enterarse de que el nuevo hotel propuesto no tenía “transporte privado para ir a la playa”. Protestaron, además, por el hecho de que el nuevo hotel no acepta niños. La respuesta de la empresa fue que es un hotel para descanso en tiempo de trabajo, no para vacaciones, pero los trabajadores alegan que en “días festivos”, por ejemplo Navidad y Año Nuevo, el convenio laboral los habilita a viajar –gratis– con sus hijos. Y que entonces no podrían parar en ese hotel. Actualmente, la empresa busca nuevas opciones.

NUEVA YORK

En Nueva York se cambió el hotel para la tripulación, con un ahorro de US$ 500.000 anuales respecto a lo que se pagaba en 2015. Para lograr ese ahorro, la empresa debió realizar tres concursos de precios consecutivos, y logró bajar la tarifa de US$ 250 diarios a US$ 170. Pero los tripulantes se quejan que en el nuevo hotel tienen que desayunar en el mismo salón que los turistas.
Anteriormente, la tripulación paraba en el Roosevelt, y ahora lo hace en el Paramount, ambos en Midtown, la parte más cara de la ciudad. Pero la ubicación del hotel es otro problema: la tripulación exige que sea en Manhattan. Si se contratara un hotel cercano al aeropuerto, se podrían ahorrar otros US$ 200.000 anuales en transporte. Pero las asociaciones gremiales se oponen. Exigen dormir en Manhattan.

MADRID

Desde hace muchísimos años, la tripulaciones de Aerolíneas paran en el Meliá Castilla, donde ya conocen a todos los empleados. Incluso se dice que algunos pilotos conocen las claves de acceso al frigobar, que usan para no tener cargos extras.
La empresa intentó contratar la estadía en otro hotel, un 15% más barato, en la zona de Barajas, cercana al aeropuerto. Este hotel cuenta con transporte propio al aeropuerto, lo que implicaba un ahorro adicional en remises. Fue rechazado. Argumentan que podría haber ruido proveniente del aeropuerto y que en la zona no había suficientes farmacias y supermercados para sus necesidades.

Otro dato madrileño: la empresa intentó cambiar los remises por combis para el traslado de la tripulación, para ahorrar. Las rechazaron, porque no les entraban las valijas. Es que cada tripulante suele llevar dos valijas, además del carry on.

ROMA

En la capital italiana, las tripulaciones de Aerolíneas descasan tres noches por cada viaje que realizan. Es más que los días que tienen otras compañías: por ejemplo la tripulación de Alitalia duerme en Buenos Aires una noche cuando hace el vuelo inverso, Roma/Buenos Aires. Por eso Aerolíneas tiene más de 30 habitaciones permanentemente alquiladas en hoteles romanos. Modificar este esquema representaría un ahorro para la empresa de US$ 2,6 millones al año.
El hotel actual cuesta 86 euros la noche, pero lo más costoso es el transporte, porque el aeropuerto está a 60 kilómetros. Por eso la empresa propuso buscar uno cerca de Fiumiccino. Rechazaron totalmente esa posibilidad, exigen estar las tres noches en el centro de la ciudad.

Foto gentileza Clarín

COMENTARIOS