Internacionales

Tras cuatro meses secuestrada, un comando rescató a la sobrina de García Márquez

Melisa Martínez García había sido secuestrada el pasado 23 de agosto en una zona rural de la caribeña Santa Marta cuando salía de una finca bananera; fue liberada hoy sana y salva por las autoridades colombianas

lunes 17 de diciembre de 2018 - 2:56 pm

Melisa Martínez García, una sobrina nieta del fallecido nobel de Literatura Gabriel García Márquez, fue rescatada este lunes por autoridades colombianas. La mujer fue secuestrada el pasado 23 de agosto en una zona rural de la caribeña Santa Marta cuando salía de una finca bananera.

“En una operación coordinada de la Fuerza Pública se dio la liberación de Melisa Martínez García, en el departamento del Magdalena. Ella fue secuestrada el 23 de agosto y se dio una operación impecable”, informó el presidente colombiano Iván Duque, quien además dio a conocer que en el operativo fueron capturadas once personas.

El mandatario detalló que el operativo fue ejecutado en Palmor, un área rural del municipio de Ciénaga, en Magdalena, y agregó que las autoridades realizaron una labor durante “varios meses para preservar su vida y poder llegar a los jefes de esa organización”, que es de delincuencia común.

En su momento las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 50 millones de pesos (cerca de 16.000 dólares) por información que permitiera el rescate de la sobrina nieta de García Márquez.

Melisa Martínez García estudió diseño gráfico en la Universidad Autónoma del Caribe y cuando fue secuestrada administraba una finca bananera. La mujer fue interceptada hace casi cuatro meses en el vehículo en el que se desplazaba cerca a la caribeña ciudad de Santa Marta, capital del departamento de Magdalena, en el norte del país, donde administraba una finca de producción de banano.

Si bien los secuestradores pidieron 5 millones de dólares por su liberación, la familia mantuvo en total hermetismo las negociaciones. Se presume, de todos modos, que no se llegó a concretar la transferencia de dinero.

Las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se sometieron entre 2003 y 2006 al marco jurídico de Justicia y Paz durante el Gobierno de Álvaro Uribe, por el cual entregaron las armas y se comprometieron a revelar la verdad a cambio de recortes en las penas, proceso que se saldó con la desmovilización de 31.000 hombres.

COMENTARIOS