Psicología

Cómo detectar un trastorno de ansiedad en un niño

Porque el estrés no es solo asunto de adultos, hay que estar atento a ciertos síntomas

lunes 17 de diciembre de 2018 - 7:47 am

Solemos creer que la ansiedad son solo cosa de adultos, pero hay muchas razones por las que un niño puede sentirla. Separarse de sus padres, una situación de acoso, el divorcio, un cambio de casa o cualquier situación estresante puede desencadenar en los niños un trastorno de ansiedad.

Los problemas para dormir o las alteraciones en el apetito son algunas de las consecuencias más habituales, aunque existen otros de muy diversa índole ante los que hemos de estar atentos.

Los principales síntomas de ansiedad en los niños son:

  • Problemas de sueño
  • Cambios en el apetito (comer poco o con profusión…)
  • Temores desproporcionados, fobias: a que los padres no vuelvan a casa, a que se mueran, a ir al colegio
  • Llanto desconsolado, sobre todo entre los más pequeños
  • Dolores de cabeza, musculares o abdominales
  • Inquietud motriz
  • Retrocesos en su desarrollo, como volver a hacerse pis en la cama cuando había dejado de hacerlo, por ejemplo.
  • Irritabilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Angustia
  • Mutismo selectivo

Por suerte, las situaciones de estrés son casi siempre temporales, asociadas a una elevada carga escolar (o extraescolar), a tener que someterse a una revisión médica, vacunas, un viaje… Pero si son situaciones que se alargan en el tiempo sus consecuencias pueden ser más graves.

No hemos de minimizar las consecuencias de la ansiedad, ya que, entre otras cuestiones, ha sido relacionado con desórdenes mentales en la edad adulta o con un aumento de las crisis de asma.

En los casos en los que se perpetúen los síntomas en el niño o afecten a la salud del mismo de manera significativa habrá que acudir a un especialista.

Fuente: Bebés y más

COMENTARIOS