Seguinos en nuestras redes

Europa

La justicia italiana traba la venta de Telecom Argentina

Un grupo de accionistas minoritarios acusa al directorio de Telecom Italia de beneficiar con la operación sólo a los grandes inversores de la firma, entre los que identifican a Telefónica

Funcionarios del ente regulador del mercado de capitales y miembros de la policía financiera italiana visitaron ayer por la tarde la sede de Telecom Italia en Milán y las oficinas centrales de la empresa en Roma.

Nadie los esperaba en ninguno de los dos edificios. La maniobra tomó por sorpresa a los ejecutivos de la operadora europea de telecomunicaciones que, en ese momento, analizaban los detalles finales de la emisión de un bono convertible en acciones por 1.300 millones de euros, y la venta de sus acciones en Telecom Argentina al fondo inversor Fintech Advisory.[pullquote position=”right”]La justicia italiana traba la venta de Telecom Argentina y allana las oficinas de su casa matríz[/pullquote]

Fueron ambas operaciones las que motivaron el allanamiento de la justicia italiana a las oficinas de Milán y Roma.

Las investigaciones en Italia no tienen que ver con la actuación de Fintech sino con el proceder de los máximos ejecutivos de Telecom Italia.

De hecho, los inspectores italianos investigan la venta de Telecom Argentina y la emisión del bono por 1.300 millones de euros aprobados la semana pasada por una denuncia presentada por accionistas minoritarios que acusan al directorio de Telecom Italia presidido por Marco Patuano de velar sólo por los intereses de los accionistas principales. En ese marco, los funcionarios italianos se llevaron del despacho de este ejecutivo cajas con información sobre los procedimientos de la compañía en relación a la información confidencial.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

Crisis en Ucrania: no hubo acuerdo con Estados Unidos y Rusia condiciona su invasión a una serie de requisitos

Rusia insiste en tener las garantías de que Ucrania no se transformará en miembro de la OTAN

Mientras en Ucrania se viven horas tensas, atentos a una posible invasión de Rusia que ya ha deposita más de 100 mil hombres en la frontera entre ambos países, una reunión celebrada este viernes entre el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, prometía poner “paños fríos” a la situación pero no se logró llegara un acuerdo.

Rusia ha puesto condicionamientos inamovibles para que no invada a su vecino del oeste y es que Estados Unidos y sus aliados en Europa desistan de avanzar con el ingreso de Ucrania a la Otan, algo que en Moscu ven como una amenaza a su seguridad. Desde su creación, la alianza militar se ha expandido hacia el este de Europa y ya alcanza a otros estados vecinos como Letonia, Lituania y Estonia, todas exrepublicas sovieticas.

Otro de los reclamos planteados por Lavrov es que se cese el envío de armamento a Ucrania, que continúa preparandose para una invasión desde Rusia y Bielorrusia. Al respecto, las demandas del Kremlin ya eran conocidas por lo que los rusos esperaban que su Blinken ingresara a la reunión ya con respuestas a estos requisitos, algo que no ocurrió y que dejó al encuentro sin resultados más que el compromiso de Washington a proporcionar a Moscú una respuesta por escrito a sus demandas de seguridad la próxima semana.

“No puedo decir si estamos o no en el camino correcto”, dijo Lavrov. “Sabremos eso cuando obtengamos la respuesta estadounidense en papel sobre todos los puntos de nuestras propuestas”, agregó.

“No esperamos resolver nuestras diferencias hoy aquí. Pero sí espero y deseo que podamos probar si la vía de la diplomacia y el diálogo sigue abierta”, dijo Blinken a Lavrov al comienzo del encuentro. “Este es un momento crítico”.

Dificilmente Washignton ceda a los pedidos de Rusia ya que va en contra de sus intereses y de hacerlo mostraría una señal de debilidad ante la amenaza del Kremlin. Es por ello que no se esperan grandes avances en la respuesta que darán en los próximos días.

En caso de que finalmente, Vladimir Putin ordene la invasión de Ucrania, desde la Casa Blanca ya adelantaron que no se quedarán de brazos cruzados, aunque por el momento no se baraja una respuesta militar ya que se evalúa una batería de duras sanciones.

Blinken repitió esa advertencia hoy. Apuntó que Estados Unidos y sus socios estaban comprometidos con la diplomacia, pero también se comprometen “si eso se demuestra imposible, y Rusia decide seguir adelante con la agresión contra Ucrania, a dar una respuesta unida, rápida y severa”.

Continuar leyendo

Europa

España quiere empezar a tratar el coronavirus como una gripe común

Ante la baja mortalidad de la variante Ómicron, el gobierno de Pedro Sánchez ya hizo el planteo a sus socios europeos

Cambio total en España: prevé modificar la manera de monitorear la pandemia del coronavirus, utilizando un sistema similar al que se emplea para hacer seguimiento a los casos de gripe.

La propuesta implica que no se contarán los casos ni se realizan pruebas diagnósticas ante cada síntoma. En cambio, se seleccionará a un grupo de médicos de atención primaria centros de salud pilotos, junto con hospitales, que vayan reportando su situación, destacó el diario AS.

Lo que se busca es dejar a un lado el conteo exhaustivo de pacientes y trabajar con extrapolaciones, mediante la creación de una muestra “estadísticamente significativa” en puntos claves del territorio, para calcular cómo se expande la enfermedad, la más leve y la más grave, explicó el diario El País.

Pedro Sánchez dijo que la caída de la cifra de muertes debe replantear la estrategia frente a la pandemia

Según el presidente del gobierno español, la cifra de muertes en proporción al número de casos registrados cayó de forma drástica desde el inicio de la pandemia. Y afirmó: “La letalidad no es la que tuvimos en la primera ola, cuando fue un 13%, y hoy es del 1%”.

“Creo que tenemos las condiciones para que con precaución, poco a poco, se abra el debate a nivel técnico, a nivel de los profesionales de la salud, pero también a nivel europeo. Empecemos a evaluar la evolución de esta enfermedad con parámetros diferentes a lo que hemos hecho hasta ahora’’, indicó el protagonista a radio SER.

Continuar leyendo

Europa

Reino Unido: revelan que buques transportaron armas nucleares durante la Guerra de Malvinas

La información fue revelada al publicarse archivos del Ministerio de Defensa británico. En las actas, que datan de 1982, se habla del pánico causado por los funcionarios de Londres si se llegara a conocer la información

Los buques de guerra británicos desplegados durante la Guerra de Malvinas, en 1982, estaban armados con docenas de armas nucleares de profundidad.

El sitio Declassified UK reveló material publicado en los Archivos Nacionales. Marcado como “Atómico de alto secreto”, el documento sostiene que la presencia de armas nucleares “causó pánico entre los funcionarios en Londres”, cuando se dieron cuenta de los daños que podrían haber causado.

Un acta del Ministerio de Defensa británico, fechada el 6 de abril de 1982, habla de la “gran preocupación” de que algunas de las “bombas nucleares de profundidad” pudieran “perderse o dañarse y el hecho se hiciera público”. El acta agregaba: “Las repercusiones internacionales de tal incidente podrían ser muy dañinas”.

El portaaviones HMS Invencible, símbolo del poderío naval británico

La existencia de las armas, siempre según la nota firmada por el periodista Richard Norton Taylor en el sitio Declassified UK, habría provocado una disputa entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Relaciones Exteriores británico, que pidió “desarmar” las armas. Pero la Marina se negó a hacerlo.

“En caso de tensión u hostilidades entre nosotros y la Unión Soviética al mismo tiempo que la Operación Corporativa [el nombre en clave dado a la liberación de las Malvinas], la capacidad militar de nuestros buques de guerra se reduciría drásticamente”, fue el argumento del Ministerio de Defensa.

Las armas fueron transferidas de las fragatas y destructores a los portaaviones más grandes, HMS Hermes y HMS Invincible, donde las armas podrían estar más protegidas. Según el archivo desclasificado, el Hermes tenía 18 armas nucleares a bordo y el Invencible 12, mientras que el buque auxiliar de la Flota Real, Regent, tenía una.

“Me alegré mucho de tener su confirmación de que el HMS Sheffield no llevaba una bala inerte cuando fue alcanzada”, habría afirmado Sir Antony Ackland, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El Ministerio de Defensa admitió en 2003 que los barcos británicos llevaban armas nucleares y que un contenedor de armas había sido dañado. Pero hasta ahora nunca se había revelado la cantidad de armas.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR