Denuncia contra Darthés

Nicaragua disolvió el organismo de Derechos Humanos que había asesorado a Thelma Fardin

Los diputados acusaron que el CENIDH utilizó su esquema para otros fines, entre ellos "gestionar fondos para alterar el orden público y realizar acciones para desestabilizar el país"

miércoles 12 de diciembre de 2018 - 6:30 pm

El Parlamento de Nicaragua decidió disolver este miércoles el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), organismo defensor de los derechos humanos, por considerar que altera el orden público y “realiza acciones para desestabilizar el país”.

La decisión de los legisladores se da en medio de una crisis política que ya dejó cientos de muertos en protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

La organización, que perdió personalidad jurídica, nació en mayo de 1990 por la iniciativa de un grupo de personas representativas de la sociedad civil, que se organizaron para defender y promover los derechos humanos en el país, y había asesorado a la actriz argentina Thelma Fardin en su denuncia penal contra el actor Juan Darthés por violación.

Sin embargo, el Parlamento -con mayoría oficialista- decidió quitarle la personalidad jurídica por pedido del Ministerio de Gobernación ya que, según un informe que presentó esa cartera, el organismo no reportó su estado financiero en 2017.

“Lejos de defender los derechos humanos de todos los nicaragüenses, se dedicaron a defender a los torturadores, a los asesinos, a los que instalaron tranques y obstruyeron las vías de Nicaragua”, aseveró la legisladora oficialista Auxiliadora Martínez. Y hasta señaló que habían intentado un “golpe de Estado”.

La oposición salió al cruce de esta medida y la calificó como un “golpe a la institucionalidad”. La diputada liberal María Fernanda Flores calificó esta decisión como un revés “al debido proceso y a la legalidad” que se debería impulsar.

El diputado indígena Brooklin Rivera advirtió que el retiro de personalidades jurídicas, cuatro en las últimas semanas, representa “una nueva etapa de represión” y que el Gobierno de Ortega lo hace “por venganza”. “Hay criminilización para los defensores de los derechos humanos. Con esto estamos hundiendo más el país”, recalcó.

COMENTARIOS