Estados Unidos

No le permitieron construir su casa y se vengó de la peor forma

El episodio tuvo lugar en Vermont, Estados Unidos

miércoles 12 de diciembre de 2018 - 3:51 pm

Un hombre gastó una fortuna para vengarse de la municipalidad del distrito de Westford, en Vermont (Estados Unidos), ya que se sintió “postergado”.

Diez años atrás, Ted Pelkey inició los trámites legales para poder construir una vivienda adyacente a la suya para dedicarse a la reparación de camiones, pero la respuesta que recibió no fue la esperada: “Me han pasado por alto y no está bien. No me han tratado de manera justa”.

Pelkey decidió vengarse. “Estaba sentado en un bar y le dije a mi esposa: ‘Quiero tener una estatua hecha de un dedo medio y la voy a poner en el césped'”contó a Boston.com

Entonces, invirtió en un bloque de pino de cinco metros de altura. Luego, la escultura: sobre esa base colocó una enorme mano con el dedo medio extendido, creada por un artesano local, que es visible desde todos los puntos de la pequeña localidad.

Para asegurarse de que todos la observaran, Pelkey le colocó luces alrededor, para mantenerla iluminada durante toda la noche. Esta revancha le costó unos 4.000 dólares y un minucioso estudio de la legislación local para comprobar que no violaba ninguna normativa.

Las autoridades locales se refirieron a los motivos por los que denegaron el permiso de construcción a Pelkey y detallaron que la solicitud no cumplía con todos los requisitos. Por ejemplo, no describía el propósito para el que la edificación iba a ser usada ni incluía información sobre la iluminación necesaria para enfrentar situaciones vinculadas a la seguridad.

Sin embargo, reconocieron que no hay nada que invalide la colocación de la estatua. “Pueden hacer lo que quieran para ejercer su libertad de expresión dentro de las leyes y regulaciones”, sostuvieron.

COMENTARIOS