Televisión

Romina Manguel: “Me acosó un invitado al programa y no me animo a denunciarlo”

La periodista de Animales Sueltos también contó un abuso que ocurrió hace seis años en un estudio de radio

miércoles 12 de diciembre de 2018 - 5:52 am

“Fui acosada y no me animé a denunciarlo”, confesó Romina Manguel al hacer referencia a la denuncia que realizó el colectivo feminista “Actrices Argentinas” sobre el abuso sexual que padeció Thelma Fardin a manos de Juan Darthés.

Ante la mirada atónita de Alejandro Fantino, la periodista explicó que hace tres meses un invitado de “Animales Sueltos”, que la hostigaba sistemáticamente, participó del programa y destacó que se trataba de un personaje “muy poderoso”.

“500 actrices acompañaron a Thelma Fardin para realizar esta denuncia, porque no le creyeron a Calu Rivero, que se fue de una tira muy exitosa”, comenzó la periodista como para darse coraje y agregó: “Las víctimas denunciamos cuando podemos. Hay hechos que me pasaron…”.

“Ha venido un invitado que me ha acosado constantemente y Tato Young se quedó conmigo porque sabía de esto”, recordó la panelista, al tiempo que le agradeció a su excompañero: “No me dejó un segundo, incluso esta persona me siguió”. Ante sus declaraciones, Fantino y el resto de periodistas que participan del programa quedaron atónitos.

Temblando y con su voz entrecortada, Manguel continuó que esta persona, a la calificó como un personaje “muy poderoso”, la hostigaba “sistemáticamente” y contaba con conversaciones de Whatsapp donde la acosaba. “No volvió a la mesa”, dijo la periodista que explicó que habló con la producción del programa para narrarles la terrible situación que padeció.

De todas maneras, a pesar de que intentaron que dijera de quién se trataba, la comunicadora se excusó: “No me animo a decir quién es. No lo voy a denunciar, porque uno denuncia cuando puede, no cuando quiere”, ya que resaltó que dentro del medio periodístico existe discriminación al realizar estas acusaciones porque “no te creen”.

“Me encerró en un estudio, le pidió al operador de radio y a la locutora que se vayan, porque también hay cómplices. Yo tenía 38 años, y no pude reaccionar, no supe qué hacer. Ahora tengo 45 y aún me cuesta”, relató fuertemente conmovida, al tiempo que recordó el accionar de otro compañero de trabajo, que mantuvo en el anonimato, y narró: “Por cuatro meses, no se separó de mi, y esta persona le preguntaba si era mi guardaespaldas”.

Para finalizar, realizó una dura reflexión: “Van a decir que lo busqué, pero no es no, siempre. Yo puedo ir a tu casa, y no quiere decir nada. Podemos estar en bolas, y si no tengo ganas, el no es no”, al tiempo que concluyó: “Yo estoy comenzando a transitar el camino del feminismo, porque ahora estamos viviendo la revolución de las hijas y tenemos que aprender”.

COMENTARIOS