Policiales

Impactante tiroteo tras un asalto a un banco en Bernal: un delincuente muerto y cinco prófugos

Un delincuente murió hoy en un impresionante tiroteo con la policía en la ciudad de Bernal, en el partido bonaerense de Quilmes, luego de robar dinero de los cajeros automáticos de un banco junto a cinco cómplices armados con un fusil FAL, una ametralladora y pistolas

viernes 4 de abril de 2014 - 5:16 pm

Fuentes policiales informaron que durante el enfrentamiento armado, en el cual se dispararon unos 40 balazos, un policía fue herido aunque se encontraba fuera de peligro ya que sólo sufrió un roce de bala en un pie.

El hecho ocurrió minutos después de las 15.30 en una sucursal del banco Comafi situada en Belgrano 364, entre Castro Barros y 9 de Julio de Bernal.

Al lugar llegó, en tres vehículos, una banda integrada por seis hombres armados, cuatro de los cuales se bajaron de los coches y asaltaron el banco cuando los empleados estaban cargando dinero en los cajeros automáticos.

Los voceros explicaron que uno de los maleantes rompió dos vidrios blindex de la entrada a la entidad bancaria para acceder al sector de los cajeros y junto a sus cómplices dominó a los custodios que portaban el dinero, que estaba distribuido en ocho cartuchos. [pullquote position=”right”]Impactante tiroteo tras un asalto a un banco en Bernal: un delincuente muerto y cinco prófugos[/pullquote]

Los maleantes, armados con un Fusil Automático Liviano (FAL), una ametralladora, una pistola calibre 9 milímetros y otra 45, les apuntaron en la cabeza a los empleados y les robaron los cartuchos con la plata, alrededor de 700 mil pesos.

Pero cuando estaban por salir del banco los ladrones fueron vistos por un agente de la comisaría 2da. de Bernal que recorría la zona caminando y les dio la voz de alto.

En ese momento se originó un tiroteo entre el policía y los delincuentes que incluyó unos 40 balazos y terminó cuando los maleantes escaparon en los tres vehículos, una camioneta Fiat Qubo roja, un auto Honda Civic gris y otro coche negro.

Como resultado de la balacera el policía sufrió un roce de bala en el pie derecho que le produjo sólo una herida superficial en el empeine.

Los malhechores que fugaron en la camioneta perdieron el control del vehículo y chocaron contra el cordón de la vereda y una columna de alumbrado público.

Los sujetos que iban en ese vehículo continuaron la fuga en los otros dos autos con sus cómplices, pero adentro quedó gravemente herido uno de los malhechores que había sido baleado en el tiroteo con el policía.
Más tarde, ese maleante fue trasladado al hospital de Quilmes, donde finalmente murió por el tiro que recibió en la zona del tórax.

Las fuentes indicaron que en el lugar los investigadores recuperaron cinco cartuchos con dinero que se les cayeron a los ladrones en el tiroteo.

Además, secuestraron una pistola calibre 9 milímetros, la maza con la cual uno de los delincuentes rompió el blindex del banco y una mochila.

El comisario mayor Fernando Grasso, jefe de la Departamental Quilmes, informó que el ladrón muerto “tenía 51 años y poseía antecedentes por robo calificado”.

“Llama la atención la ferocidad de los delincuentes, es una zona comercial y no tuvieron reparo en efectuar los disparos”, comentó Grasso sobre el accionar de los ladrones.

Además, para el jefe policial “es evidente que los delincuentes hicieron inteligencia previa para cometer el asalto al banco”.

“Por la forma en que ‘trabajaron’, rompiendo el vidrio, es porque sabían que el banco trabaja con tanta cantidad de dinero, es evidente que tenían el dato”, dijo Grasso ante los medios de prensa en la escena del tiroteo.

COMENTARIOS