Economía y política

El dólar y las elecciones

Guillermo Laborda

Periodista. Máster en Economia, investigador UCEMA y Lic. en Adm. de Empresas

El Central anunciará el ajuste de la banda del dólar, que sería del 2% mensual

sábado 8 de diciembre de 2018 - 1:25 pm

Columna publicada originalmente en La Política Online

El Banco Central se apresta a anunciar el nuevo esquema de bandas de flotación que regirá durante el primer trimestre del 2019 como mínimo. Es inminente. El acuerdo con el FMI contempló originalmente un esquema en el que el tipo de cambio flotaba entre 34 y 44 pesos, valores que se vienen ajustando a un ritmo de 3% mensual. Tenía una vigencia hasta el 31 de diciembre.

Ahora llega el turno de definir los nuevos valores, que estarían cercanos al 2% mensual, acorde con la reducción de la inflación. Las bandas deben en teoría ajustarse en función de la inflación esperada. Y también evitar que retorne el fantasma del “atraso cambiario”. Todas las definiciones se hacen en consulta con el FMI. El jamaiquino Trevor Alleyne, representante del organismo en la Argentina, sigue de cerca todos los movimientos en el BCRA, hasta los de la mesa de dinero. El plan viene funcionando en línea con lo esperado. No es poco habida cuenta la alta vulnerabilidad de la economía argentina.

La tasa pasó de 73% en el debut del nuevo esquema el 1 de octubre al 60% actual. Y ya comienza a dirigirse al 50%. El acuerdo con el FMI también permite eliminar ese piso de 60% a las tasas de las Leliq cuando se acumulen dos meses consecutivos con un descenso de las expectativas de inflación para los 12 meses siguientes. EL REM (Relevamiento de Expectativas del Mercado) difundido recientemente dio luz verde a que diciembre cierre con tasas en torno al 55% anual.

El futuro del acuerdo

Ahora bien, lo que no contempla el acuerdo con el FMI es el aspecto político y su impacto en la economía. Es lo que en definitiva mantiene por encima de los 700 puntos al riesgo país. Desde esta columna se advirtió al momento de la firma del acuerdo con el FMI que la alta disciplina fiscal y monetaria exigida restaba, al mismo tiempo chances, para que el presidente Mauricio Macri sea reelecto en 2019. Por ende, el acuerdo agregaba incertidumbre para la vigencia del mismo a partir del 10 de diciembre de 2019, con el nuevo presidente. El acuerdo va contra la supervivencia del acuerdo.

En la última visita de los técnicos del FMI al país, se reunieron con Sergio Massa y su equipo de economistas. El precandidato les confesó que de ganar las elecciones, “se deberá renegociar el acuerdo”. Honestidad peligrosa. Pero, volviendo al diseño del pacto con el FMI, a decir verdad, tampoco había demasiado margen para ser más benévolo con la Argentina en lo fiscal. Ya se le está desembolsando al país un monto récord en el marco del acuerdo “Stand By” y ser más “gradualista” no era posible ante la ausencia de crédito para financiar ese proceso.

Así el gobierno, y la suerte del acuerdo con el FMI, está atado a que la reactivación llegue de la manera más rápida posible. El ministro Dujovne el primer dato que mira al despertarse es el informe de “PriceStats” con la variación diaria de los precios, mayormente alimentos. Es que la reactivación depende de la baja de las tasas de interés, y ésto a su vez depende de la desaceleración de la inflación. Noviembre puede llegar a mostrar una inflación menor a 3%. El informe de Camilo Tiscornia brindó una variación de 2,5%. Por ello se entiende el desvelo de Dujovne por comprobar un descenso en la inflación.

Van surgiendo al mismo tiempo datos del sector agropecuario alentadores. La cosecha de soja 2018-2019 apunta a ser de 55 millones de toneladas contra los 35 millones de toneladas del año previo. La de maíz será de 42 millones contra 32 millones. Son 30 millones más de toneladas que equivalen a 8.500 millones de dólares más sin tener en cuenta que la harina y el aceite de soja agregan más valor. En trigo estiman 19,5 millones de toneladas, un millón más que el año anterior pero sembrado con un dólar de $27,5 contra el $34,5 (38,5 pesos menos los $4 de retención) a cobrar dentro de pocas semanas. Esta perspectiva quizás es lo que haga permanecer al secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, en su cargo pese a la degradación que le significa estar subordinado a Dante Sica. Al mismo tiempo ya tiene fecha el desembarco de “Pancho” Cabrera en el Banco Nación: apuntan al 8 de enero para reemplazar a Javier González Fraga.

El informe del oso

Nuevo informe del “oso”, el ejecutivo de banca privada que se camufla detrás de ese seudónimo. Mercados muy alterados tras la cumbre del G-20 donde la tregua entre Estados Unidos y China tuvo un efecto efímero en los mercados. Interesante sus definiciones sobre Venezuela y un interrogante sobre Argentina: el mundo apoya a Mauricio Macri, ¿Y los argentinos? A continuación, los puntos más salientes de su tradicional envío a clientes:

1) Duró poco la euforia pos-G20 con una súbita caída del Dow Jones del 2,6%; ahora los temores se focalizan en un freno en la economía norteamericana y un cruce renovado entre Trump y Xi Xinping.

2) Habrá que ver si el fin de año las palabras del titular de la Fed Jay Powell y el supuesto pacto de no agresión por 90 días entre EE.UU. y China nos aseguran el rally de Santa Claus cumpliendo con la regla; desde 1946, cuando hay elecciones de medio término, el S&P sube en promedio 5%.

3) Lo que llama la atención es que muchos sigan diciendo que la Reserva Federal es un órgano independiente y ajeno a lo que sucede en los mercados; impresionante los números de ventas por internet en EE.UU. durante el Black Friday y el Cyber Monday ya que rompieron todos los récords inclusive el de ventas desde teléfonos celulares;

algo que es seguido muy de cerca es el índice de gasto de los consumidores que hoy representa el 68,3% del PBI norteamericano mientras que en 1967 era del 58,6% ha vuelto a valores similares a los de la crisis del 2008.

4) Asumió AMLO en México y prometió acabar con la corrupción; si es así que agranden las cárceles porque no va a tener lugar para todos.

5) En Venezuela Maduro aumentó 150% el sueldo mínimo a 4500 soberanos (son u$s 52 al oficial y u$s 11 en el paralelo); la “criptopetromoneda” vale 9.000 pero los profesionales (médicos ,dentistas ,veterinarios ,etc) solo aceptan dólares para cancelar sus honorarios; todo esto ocurre en un marco de mayor aislamiento internacional que seguirá avanzando cuando el 10 de enero asuma su segundo mandato reconocido por la Asamblea Nacional y algunos pocos países; desde el 2014, el PBI de Venezuela cayó un 58,6%; PDVSA produce lo mismo que en 1946 que es 1/3 de lo que hacía cuando Chávez llego al poder; al mismo tiempo, el país y la empresa han dejado de pagar 65 mil millones de dólares en bonos internacionales y sus acreedores están embargando los activos de PDVSA en el exterior lo que en definitiva profundizará la caída en su producció.

6) Mientras tanto en Argentina termino el G20 y la ciencia ficción donde todos nos emocionamos con lo que se vivió durante 72 horas en Buenos Aires pero lamentablemente volvemos a la realidad; está claro que el mundo lo apoya a Macri; la pregunta es si los argentinos también.

COMENTARIOS