Derribo del Avión de Malaysia Airlines

La escalofriante teoría de “los paracaídas” sobre el misterioso vuelo MH370

sábado 8 de diciembre de 2018 - 12:17 pm

Desde que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció del radar el 8 de marzo de 2014, los gobiernos de Australia, Malasia, China, Francia y otros países se unieron en la búsqueda del Boeing 777 que cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Beijing y viajaba con 239 personas a bordo.

En julio de 2018, el gobierno malayo publicó un informe en el que concluyó que será imposible saber qué pasó exactamente con el avión y que sólo si se encontrara el fuselaje podría existir una respuesta.

El profesor Martin Kristensen, ingeniero de la Universidad Aarhaus en Dinamarca, publicó un análisis matemático de los datos de vuelo y dice que el avión se estrelló cerca de la Isla de Navidad de Australia.Ahora, una nueva teoría está sobre la mesa. Un profesor de ingeniería danés afirma haber calculado la ubicación del fallido vuelo MH370 de Malaysia Airlines con una precisión de “más del 90%”, y está muy lejos de la zona de búsqueda actual.

El MH370 desapareció con 239 personas a bordo durante un vuelo de Kuala Lumpur a Beijing en marzo de 2014, lo que provocó uno de los mayores misterios de la historia de la aviación.

El profesor Kristensen dijo que la ruta de vuelo calculada por los investigadores para el avión era incorrecta, y que el lugar probable del impacto fuera la Isla de Navidad, un territorio australiano al sur de Java, Indonesia.

Habiendo calculado cuatro posibles rutas de vuelo, Kristensen pudo eliminar tres debido a que dos de ellas estaban sobre la India y China respectivamente, donde el avión habría silenciado las redes de telefonía móvil y el radar y luego se estrelló en tierra. Y una tercera en un área ya buscada. El escribe que en su papel hay un relato de un testigo que iba en un barco de pesca que vio un avión en el aire en esa zona.

Dice que la detección de satélites y el radar de largo alcance se vieron obstaculizados por las tormentas tropicales justo en rumbo a la Isla de Navidad.

“Las únicas explicaciones posibles son que querían aterrizar allí o abortar el vuelo en paracaídas”, escribió Kristensen. “Dado que el avión no aterrizó, la única opción es el paracaidismo”, arriesgó.

“Para hacer esto tuvieron que volar bajo y lento… Para abrir una escotilla y salir. Programaron un regreso a la altura de vuelo normal en el piloto automático antes de saltar”, pronosticó.

Siguiendo una serie de cálculos matemáticos avanzados, el estudioso danés propone ‘una nueva zona de búsqueda enfocada de 3500 kilómetros cuadrados. “La probabilidad de encontrar el avión allí es superior al 90 por ciento”, concluyó al diario Daily Mail.

Con información de Clarín

COMENTARIOS