Caso Ciccone

Procesaron a Ricardo Echegaray y al banquero Jorge Brito por la causa Ciccone

El juez Lijo avanza en el segundo tramo del caso, por el que ya fue condenado Amado Boudou; ahora, se investiga cómo se financió la operación, y quién la protegió

viernes 7 de diciembre de 2018 - 9:06 pm

El juez Ariel Lijo avanzó este viernes en la causa conocida como Ciccone II, que investiga la ruta del dinero que se utilizó para financiar la operación.

El magistrado procesó por abuso de autoridad al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, y al banquero Jorge Brito, acusado de encubrir las irregularidades fiscales, y de financiar la maniobra que condujo al ex vicepresidente a prisión. A éste último, también lo procesó como partícipe necesario de negociaciones incompatibles con la función pública.

El ex titular de la AFIP, Echegaray está acusado por la supuesta ayuda ilegal para que Ciccone Calcográfica (ya en manos de The Old Fund/Boudou) pudiera conseguir una moratoria excepcional para pagar su deuda millonaria al Estado.

También se procesó a Jorge Enrique Capirone; Máximo Lanusse; Sergio Martínez; Katya Daura; Francisco Sguera; y al banquero Jorge Brito; como partícipes del delito de negociaciones incompatibles.

Tras la declaración como “arrepentido” de Alejandro Paul Vandenbroele, el ideológo del armado de las empresas ligadas a Boudou, el juez avaló sus dichos. Además, analizó la documentación, y corroboró el circuito de fondos aplicados para la adquisición de la ex calcográfica.

Ahora, el juez determinó que se dilucidaron las negociaciones previas, las cuales permitieron un “acuerdo ilícito” entre Boudou y Núñez Carmona “para el levantamiento de la quiebra, el otorgamiento de un plan de facilidades de pago de la deuda que mantenían (la imprenta) con la AFIP y la contratación del Estado Nacional”.

Luego, se verificaron los pasos de la maniobra que llevaron al salvataje de la empresa, y a la contratación final por parte del Gobierno, donde se encontrarían las responsabilidades de los procesados en la presente causa.

Primero, se determinó que Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele, intervinieron en un negocio relativo a la reestructuración de la deuda pública de la provincia de Formosa. Esta tarea la realizó The Old Fund (TOF), utilizada posteriormente para la compra de Ciccone, determinó Lijo.

En la etapa de la adquisición de la imprenta, Lijo se basó en un peritaje donde “se encuentra probada, al menos la intervención de Jorge Brito en la etapa de gerenciamiento de la firma a través de Pablo Lanusse (ex directivo de TOF) y Francisco Sguera en lo que parecería ser más un aporte de tipo personal por la relación que mantenía con Amado Boudou que de carácter institucional”, expresa la resolución.

La operatoria tuvo como eslabón clave a la AFIP, motivo por el cual, el magistrado determinó que Echegaray es responsable por “haber cambiado su posición respecto del otorgamiento de la conformidad de la AFIP para el levantamiento de la quiebra de Ciccone Calcográfica, en un lapso de dos días sin justificación”.

Con información de Clarín

COMENTARIOS