Alimentación

Cómo evitar y curar las infecciones con las comidas

Con la llegada del calor hay que extremar las precauciones

viernes 14 de diciembre de 2018 - 7:28 am

Para hablar de infección gastrointestinal primero se deben reconocer los síntomas digestivos, como lo diarrea, náuseas, vómitos y dolor en epigastrio.

Hay que tener especial consideración en grupos infantiles de 0 a 5 años, y adultos mayores, de 65 en adelante, que son los más vulnerables, porque en el caso de los niños su sistema inmune no está totalmente desarrollado, y en el caso de los ancianos, se ha deteriorado.

Entre las principales causas de las llamadas infecciones gastrointestinales está el consumo de alimentos mal lavados, de la calle o de dudosa procedencia. Al preparar ensaladas, por ejemplo, se las debe comer en el mismo día, no guardarlas, porque los vegetales se tienden a descomponer con las altas temperaturas.  Hay que tener especial consideración con los lácteos que se descomponen y se cortan, como  la leche, con las altas temperaturas.

Dentro de los alimentos que el paciente con esta enfermedad debe evitar están: carnes con grasa, como el cerdo, carnes rojas, pollo frito, ensaladas, vegetales, frutas, comidas integrales, entre otros.

Se puede consumir arroz blanco, fideos hervidos, pollo, pescado o pavo hervido o a la plancha, nada frito, bebidas calientes pero que sean endulzadas con edulcorante, no con azúcar, ya que este actúa como un agente osmotico que genera más electrolitos y más agua a la luz intestinal y prolonga la diarrea.

Si se trata de una diarrea leve, que no está acompañada de fiebre ni de náuseas o vómitos, la persona puede mantenerse con rehidratación vía oral, especialmente con la preparada en casa.

Este tipo de suero consiste en agregar en un litro de agua dos cucharaditas de azúcar, 1 de sal, 1 de bicarbonato de sodio y 10 gotas de zumo de limón. Con este tratamiento no es necesario adicionar ningún medicamento, menos aún antibióticos.

Fuente: El Universo

COMENTARIOS