Sociedad

Detuvieron a la mujer que estaba en el hotel alojamiento con el periodista

Fue en la localidad de Bernal, al sur del conurbano bonaerense. La mujer está acusada de homicidio

miércoles 5 de diciembre de 2018 - 12:44 pm

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo en las últimas horas a una joven de 17 años de nacionalidad paraguaya por el crimen del periodista Martín Licata, quien murió en un albergue transitorio en el barrio porteño de Flores.

La familia de Licata había denunciado su desaparición a mediados de noviembre y en un principio se pensó que todo podría haber ocurrido por las notas críticas que publicaba en diversos sitios. Además, semanas antes había tenido amenazas y había sido golpeado en la calle por hombres vestidos de civil, que se presumen podrían ser policías.

Sin embargo, el joven apareció muerto en un hotel alojamiento sin signos de haber sido golpeado. La principal hipótesis que se impuso fue la de muerte durante un juego sexual.

Según trascendió, la mujer que supuestamente había estado con Licata en el hotel fue arrestada en la provincia de Buenos Aires durante el lunes 3 en la provincia de Buenos Aires, en el partido de Bernal. En ese partido del sur del Gran Buenos Aires se había activado el teléfono del celular del periodista que no fue encontrado junto al cuerpo del joven.

Las fuentes dijeron que un hombre declaró en la causa porque estaba en el lugar donde se había registrado que el celular estaba activo en Bernal. Ese testimonio permitió la detención de la mujer, aunque la familia no pudo tener información oficial, ya que le dijeron que se había dispuesto el “secreto de sumario”.

El teléfono de Licata fue una de las principales pistas para dar con el paradero de la mujer, que no era la novia del periodista. El aparato estuvo activo después de que se hubiera denunciado la desaparición del muchacho y en un momento se atendió una llamada de la familia, aunque nadie contestó.

Un informe tecnológico elaborado por expertos en comunicaciones de la Policía que se incorporó al expediente, especifica que la pericia obtuvo los movimientos del celular desde la casa del joven, el ingreso al albergue transitorio y posteriores movimientos en barrio de la ciudad de Buenos Aires y en una zona del sur del Conurbano, en las localidades de Wilde y Bernal.

El cuerpo de Licata fue encontrado por las mujeres encargadas de la limpieza en el hotel. Cuando la joven se fue del lugar y le preguntaron por el joven con el que había entrados dos horas antes, contestó que se estaba dando una ducha y que luego se iba. Por eso no generó sospechas en un ese momento.

COMENTARIOS