Reunión del G20

Se sacó las ganas: Merkel visitó una conocida parrilla de Palermo

La canciller alemana visitó la reconocida parrilla Don Julio, en Palermo, y así pudo probar una de las más emblemáticas comidas argentinas: el asado

domingo 2 de diciembre de 2018 - 8:54 pm

Puede que haya llegado tarde a la fiesta, pero ni los desperfectos técnicos que sufrió su avión mientras volaba a Buenos Aires para participar en el G20 impidieron que Angela Merkel disfrutara de su estadía y se diera un gusto gastronómico el sábado. La canciller alemana visitó por la tarde una conocida parrilla de Palermo, donde probó nuestro tradicional asado.

Minutos después de la finalización de la cumbre del G20, Merkel paseó por Recoleta y se trasladó a la parrilla Don Julio, ubicada en Gurruchaga y Guatemala. Allí, cerca de las 18, sorprendió a los comensales y a la gente que, como ella, aprovechaba la tarde del sábado para tomarse un descanso.

Los curiosos y los transeúntes se concentraron en la vereda para observar a una de las personalidades más importantes de la política mundial cenar mientras parte de la delegación y de los custodios esperaron en la vereda, a metros de donde se encontraban estacionados los lujosos autos de la comitiva y las motos de las fuerzas de seguridad.

Rápidamente, en las redes circularon fotografías de la situación, y algunos incluso se quedaron hasta el final de la visita de Merkel, a las 21.43, para capturar el momento de su salida entre aplausos y ovaciones.

 

Así, la alemana culminó una visita algo accidentada. Es que, este jueves, el avión oficial que la transportaba a Buenos Aires debió regresar a Colonia por un desperfecto técnico. Al final, debió volar primero a Madrid, desde donde tomó un vuelo comercial hacia Ezeiza. Aterrizó el viernes en el aeropuerto Ministro Pistarini, minutos antes de las 18, y se movilizó directamente al teatro Colón.

COMENTARIOS