Boxeo

De jugar al básquet a ser campeón mundial de boxeo por su hija: la increíble historia de Deontay Wilder

El estadounidense pone en juego hoy el título mundial de la WBC de los pesos pesados ante Tyson Fury, pero su historia de vida excede largamente el deporte

sábado 1 de diciembre de 2018 - 9:04 pm

Deontay Leshun Wilder buscará revalidar su cinturón de campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo de los pesos pesados, cuando esta noche se enfrente a Tyson Fury. Su rica historia en el ring ya es más que conocida, pero no tanto los caminos que recorrió para llegar a lo más alto del boxeo mundial.

The Bronze Bomber, como lo apodan, era un joven jugador de básquetbol con futuro de estrella de NBA. Con tan solo 18 años y 2,01 metros de altura, su carrera deportiva parecía definirse entre el balón naranja y el fútbol americano, por lo que fue becado en la Universidad de Alabama.

Sin embargo, en poco tiempo su vida cambió drásticamente. A los 19 años su pareja quedó embarazada y ambos fueron padres de Naieya, una niña que nació con espina bíficada, por lo que los médicos diagnosticaron que no podrá caminar sin dificultad durante toda su vida. El caso impactó demasiado en la cabeza y el corazón de Wilder, que decidió dejar la universidad para poder trabajar y dedicarse al cuidado de la pequeña.

Pero eso no fue todo, el joven atleta hizo un juramento que le cambió por completo su futuro: “Le prometí a mi hija que un día sería campeón del mundo y sería capaz de mantenerla. Me aseguré que podía cumplir esta promesa. Ella me inspiró a cambiar de profesión”.

“Verla me permite seguir fortaleciéndome como boxeador”, manifestó Wilder en una entrevista concedida al diario británico The Sun, sobre la pequeña gigante que es su inspiración. A corta edad, Naieya ya se repuso de cinco operaciones e intenta superar sus limitaciones con el incondicional apoyo de sus padres.

COMENTARIOS