Copa Libertadores

No es la primera vez: los antecedentes de Boca y River jugando en Santiago Bernabeu

Los finalistas de CONMEBOL Libertadores ya han jugado en el estadio donde hace de local el Real Madrid, siempre contra el anfitrión

viernes 30 de noviembre de 2018 - 11:07 am

Boca Juniors y River Plate disputarán el encuentro definitorio de CONMEBOL Libertadores en el estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, pero esta no será la primera vez que los conjuntos argentinos jueguen en la capital española.

Por el lado del Xeneize tiene solamente un precedente en la casa del Merengue: fue por la Copa Iberoamericana el 19 de mayo de 1994, un torneo oficial y un encuentro que terminó en derrota para el Xeneize por 3-1. Los goles del local fueron de Fernando Hierro y dos de Morales, mientras que MacAllister descontó para el elenco argentino.

En la otra vereda, los antecedentes de River en el Bernabéu son un poco mayores: disputó cinco encuentros, ganando los primeros dos y perdiendo los últimos tres.

El primero se remonta al 23 de diciembre de 1951, que fue victoria de River por 4-3 en amistoso. Los goles fueron de Santiago Vernazza, Juan José Pizzuti, Walter Gómez y Julio Venini; Luis Molowny y Pahiño por duplicado marcaron para el local

El segundo fue el 14 de junio de 1961, otro triunfo Millonario esta vez por 3-2 con los tantos de Roberto Frojuello en dos ocasiones y Delem. Alfredo Di Stéfano, por dos, anotó para el Madrid.

Más tarde se enfrentarían el 1 de septiembre de 1965 en partido homenaje a Paco Gento, con derrota por 3-1 para River. Artime puso en ventaja a la visita pero Gento, Grosso y José Martínez ‘Pirri’ lo dieron vuelta para la Casa Blanca.

Se volvieron a ver las caras el 28 de agosto de 1973 y el Madrid volvería a imponerse por el mismo resultado. Di Meola abrió el marcador para River, mientras Santillana, ‘Pirri’ y Aguilar sentenciaron la victoria local.

El último partido del Millonario en el Bernabéu fue mucho más reciente: el 23 de septiembre de 2003 y derrota 3-1 para La Banda. El que abrió la cuenta fue justamente Santiago Solari, hoy entrenador Merengue, después Portillo aumentaría por dos la diferencia y Lucho González descontó en el final.

COMENTARIOS