Policiales

Descubren que un ex Fabulosos Cadillacs planeaba asesinar a un fiscal

El año pasado, el fiscal lo había investigado y acusado por un violento robo en un restaurante; hoy descubrieron que planeaba vengarse asesinando al magistrado

miércoles 28 de noviembre de 2018 - 5:17 pm

Un ex integrante de la banda Los Fabulosos Cadillacs había contratado a un sicario para asesinar al fiscal que lo había investigado y acusado en un juicio realizado el año pasado, en el que fue condenado a ocho años de prisión por un violento robo.

El plan criminal se conoció hoy, luego que la Justicia de San Isidro descubriera que Ignacio “Naco Goldfinger” -detenido desde el 2015- le había pagado 100.000 pesos a un compañero del penal que tenía salidas transitorias para asesinar al fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción delitos Criminales San Isidro, Patricio Ferrari.

Los planes fueron detectados por efectivos de la Comisaría San Isidro 1ra. Tras tomar conocimiento, las autoridades allanaron propiedades en Martelli, Munro, Boulogne y Martínez, además de la Unidad Nº 48 Servicio Penitenciario Bonaerense.

Durante el operativo se incautaron un fusil FAL con 80 municiones; una granada FMK8; dos Pistolas 9mm con 140 municiones del mismo calibre, 3 Chalecos antibalas, 4 uniformes de la Policía Federal Argentina de Investigaciones.

Quién es “Naco Goldfinger” y a quién había contratado

El músico había contratado a un compañero del penal, de 44 años, que contaba con el beneficio de salidas transitorias. Tanto el potencial sicario como el saxofonista fueron acusados de preparar un atentado contra el funcionario judicial.

“Naco Goldfinger” fue condenado el año pasado a ocho años de prisión por un violento robo a una contadora de un restaurante de San Isidro. El hecho ocurrió en 2015, cuando el ex integrante de Los Fabulosos Cadillacs se llevó más de 80 mil pesos con la ayuda de unos de los empleados del lugar que confesó haber sido el “entregador”.

El rol del fiscal

El fiscal Patricio Ferrari, en su alegato durante el juicio oral, aseguró que el músico era el “jefe de un clan criminal” y pidió para él una condena de nueve años de cárcel, uno más que la pena a la que fue sentenciado.

COMENTARIOS