Copa Libertadores

Los motivos por los que Doha cobra cada vez más fuerza para albergar la final

La posibilidad de disputar la final de la Copa Libertadores en el continente asiático parecía una broma hasta el día de ayer. Hoy por la mañana, Qatar comenzó a ser una chance más que potable

martes 27 de noviembre de 2018 - 10:49 pm

La posibilidad de que el Superclásico final de la Copa Libertadores se juegue en el continente asiático hasta ayer parecía una simple broma, pero desde hoy a la mañana la chance comenzó a tomar forma. Y a estas horas de la noche, Doha parece ser la solución al problema de la sede.

Antes de analizar la chance de que la final sea en Qatar, hay que esperar el fallo del Tribunal de Disciplina -se reprogramó para el miércoles o jueves-. Después recordar que las fechas están apretadas debido a que el Mundial de Clubes se encuentra a la vuelta de la esquina, por lo que CONMEBOL quiere un campeón para el 10 de diciembre.

Qatar es la próxima sede del Mundial, a celebrarse en el 2022. El principal objetivo del país, teniendo ya la mayoría de los mega estadios construidos o en proceso, es darse a conocer en el mundo e instalar la cultura futbolística en sus propias tierras.

El país tiene lazos económicos recientes con la Confederación Sudamericana de Fútbol. En las últimas semanas, Qatar Airways se transformó en uno de los más importantes auspiciantes de la CONMEBOL. Desde mitad de año, la compañía aerea es el sponsor principal de la camiseta de Boca Juniors.

La relación de Qatar con sudamerica llegó a tal punto que la Selección que representa al país qatarí, junto a Japón, disputarán la Copa América Brasil 2019 en condición de invitados.

Por último, la FIFA no vería mal que el club ganador se dirima en el Estado de Qatar, límitrofe a los Emiratos Árabes Unidos. En Abu Dhabi se disputará el Mundialito entre el 12 y 22 de diciembre. Real Madrid, Chivas, Kashima, Espérance, Wellington y Al-Ain esperan por el representante de sudamerica.

 

COMENTARIOS