Televisión

Qué dijo Tinelli de los incidentes en la Superfinal

El vicepresidente de San Lorenzo le dedicó el inicio de Showmatch a la violencia en la previa del Superclásico

martes 27 de noviembre de 2018 - 5:42 am

Marcelo Tinelli aprovechó su programa de este lunes por la noche en eltrece para hacer un fuerte análisis sobre los incidentes que se vivieron durante el fin de semana alrededor de la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca.

“Nadie se hace responsable. Eso es lo que veo: todos somos comentaristas de la realidad y no hay responsables”, introdujo el tema Tinelli.

“Quería mandarle fundamentalmente un beso al plantel de Boca. Hay que pensar también en los jugadores: no son victimarios, son víctimas de esta situación. Ayer fue tremendo que quisieran jugar un partido con un jugador que estaba en la clínica a la una y media del mediodía”, manifestó el conductor.

En ese sentido, reconoció que haber suspendido el encuentro fue la decisión más sensata: “Menos mal que primó el sentido común, porque hay tanta necesidad de ganar los puntos o de jugar allí con público sí o sí, que se olvidan de los jugadores que están ahí y que habían sufrido una agresión tremenda”.

“¿Qué importa si fueron ocho cuadras, tres o dos? ¡Fue tremendo lo que pasó! ¡Una vergüenza! Los jugadores son las víctimas verdaderas… La gente también es víctima, toda la gente que se estaba yendo tranquilamente de la cancha”, exclamó.

“Todos vieron lo que rompieron alrededor del estadio, ¡una vergüenza todo lo que pasó! Hay que hablarlo con responsabilidad, con la verdad y no hay responsables de nada. Todos somos comentaristas: ‘¡Qué tremendo!’ Nos solidarizamos con todo lo que está pasando ¿y qué hacemos para cambiar?”, se preguntó.

El conductor se lamentó de “la imagen lamentable” que dejaron las agresiones y habló de “una sociedad totalmente enferma”. Siguió: “¿Cómo llevaron ese micro hasta ahí para que 500 tipos lo apedrearan hasta que llegara al estadio? El presidente de la AFA escupido adentro del estadio. ¡Una vergüenza! Una vergüenza por la que no hay ningún responsable”.

“Ojalá lo podamos cambiar y que se tomen medidas y que no me cuenten la realidad si ya lo estoy viendo: el micro fue agredido. Menos mal que estaba Horacio Paolini, un dirigente de Boca que pudo agarrar el micro porque el chofer estaba herido, y lo llevó adentro del estadio. ¡Una locura! Y ahora pensamos cuándo podemos jugar para que salga este campeón. Pensemos primero en los jugadores”, manifestó.

“El comunicado decía una piedra, ¡un millón de piedras cayeron! Rompieron los autos en toda la zona, se afanaron todo. Gente que salía del estadio y les afanaban la entrada a los que salían, porque no tenían entrada para el otro partido”, reclamó.

Y adhirió al razonamiento de Mauricio Macri durante la conferencia de prensa que brindó el lunes pasado: “Estoy de acuerdo con el Presidente cuando decía: ‘¿Cómo puede ser una contravención?’ Es una locura, tiene que estar preso ese tipo”.

El cierre fue a puro lamento y frustración: “Ya a nadie le importan los puntos de River o los puntos de Boca. Lo que importa hoy es que se haga algo para que se pueda seguir jugando al fútbol. Algo tiene que cambiar. Capaz no llegamos a la próxima así. Hay jugadores que ya no tienen ganas de seguir jugando, se sienten vulnerables, apuntados. Estamos todos presos de este sistema”.

COMENTARIOS