Belleza

Tips para un maquillaje práctico

Ya sea porque no tenés mucho tiempo o habilidad, estos consejos podrán serte de utilidad

miércoles 28 de noviembre de 2018 - 7:40 am

Cuando tenés que maquillarte rápido, es esencial el uso de un primer producto para preparar la piel. Podrás iluminar una piel apagada o disimular los poros, por ejemplo. Además, las prebases sirven para hacer que el maquillaje que pongas encima dure más.

Otro elemento necesario será una base ligera de maquillaje y un corrector. Si no querés cubrir todo tu rostro con una base, puedes utilizar el corrector para zonas puntuales de tu rostro siempre y cuando te asegures de difuminarlas bien.

Difuminá bien estos productos y escogelos con un acabado ligero pues tu piel lucirá más fresca y, además, te resultarán más fáciles de trabajar. El corrector aplicalo en forma de triángulo invertido para que se integre bien con la piel y, si querés, usalo también en otras zonas de tu cara que quieras iluminar. Si tenés la piel grasa, sellá con polvos.

Otro elemento imprescindible es rubor o bronceador sutil por los puntos altos del rostro te dará un aspecto de descansada, juvenil y muy favorecedor. Podés incorporar un iluminador al maquillaje de pómulos, aunque utilizá uno no muy llamativo para el día.

En cuanto a la mirada, el lápiz de cejas hará que se vean peinadas y cuidadas, además de que conseguirá enmarcar tu cara dándole la personalidad que escojas. Para lograr maquillarse rápidamente en el día a día con la máscara de pestañas, lo más recomendable es utilizar una máscara que te las alargue sin aportar un volumen excesivo. Para ello, buscá una con un gupillón de silicona y limitate a peinar las pestañas con movimientos ascendentes hacia arriba para no depositar demasiado producto en ellas.

Si necesitás que tu maquillaje dure toda la jornada, comprate un spray fijador. Refrescará y despertará tu piel, y también fijará el maquillaje para que se funda sobre tu rostro y dure hasta que puedas volver a casa.

Uno de los mejores trucos que puedes tener en cuenta para evitar perder tiempo buscando brochas o esponjas para aplicar los diferentes artículos es utilizar el mismo accesorio para varios productos.

Por ejemplo, si en tu rutina de maquillaje quieres usar el bronceador y el rubor, podés primero aplicar el bronceador y luego el color con la misma brocha. Este truco viene genial para maquillarse cuando utilices ambos productos con un subtono cálido o ambos con subtono frío pues así integrarás todos los acabados en uno solo y quedará mucho más natural.

Si para las pestañas y las cejas no te gusta poner color y te gusta un look muy natural, podés usar una transparente que ayuda a separarlas, definirlas y alargarlas. Podés utilizarlo también sobre tus cejas para conseguir que estén peinadas y fijas.

Otro de los consejos para conseguir un look de maquillaje es recurrir a los tintes. Por lo general, estos artículos son productos en formato líquido que pueden aplicarse como rubor, sombra de ojos y también como pintalabios. Con unas pocas gotas de producto, podés dar color a diferentes zonas de tu rostro y el acabado final que consiguen es muy natural.

Fuente: Bekia belleza

COMENTARIOS