Televisión

Valeria Mazza aclaró la polémica con Alejandro Gravier por sus embarazos

La ex modelo aseguró que su marido no le exigió que adelgace luego de ser madre. "Me reí porque me parecía algo simpatiquísimo", aseguró

lunes 26 de noviembre de 2018 - 5:54 am

Valeria Mazza volvió a ser noticia tras mucho tiempo sin estar presente en los medios de comunicación. De perfil bastante más bajo que los de sus inicios profesionales, la rubia quedó sin embargo en medio de un conflicto tras un inda y vuelta mantenido nada menos que por Mirtha Legrand.

Es que fue compleja la semana que debió vivir Valeria luego de su visita a su amiga Maju Lozano en El Nueve, donde dijo no estar a favor del “feminismo extremo”. Si bien aclaró que defiende la causa, se diferenció de las mujeres que militan en el feminismo.

Pero, todo se agravó hace una semana cuando fue al programa de Mirtha y la conductora le hizo una pregunta fuerte en relación a su marido y las exigencias que éste tenía para con ella cuando estuvo embarazada: “¿Es verdad que te mostraba una foto de antes y te decía ‘tenés que volver a ser flaca como esta foto?'”, le preguntó la diva. Ella contestó afirmativamente y, entre risas, dijo: “Sí. ¡Maldito, maldito!”.

Anoche, Valeria fue al programa de Andy Kusnetzoff, “Podemos hablar”, y tuvo que aclarar y salir a defender a su marido ya que recibió muchas críticas por parte del feminismo: “Me reí porque me parecía simpatiquísimo. Me parece gracioso. Pero después ‘Gravier tirano’, no es así de ninguna manera”, aclaró Valeria.

Y agregó: “He disfrutado terriblemente mis embarazos. He engordado 20 kilos por embarazo. Nunca trabajé embarazada porque los disfruté. Después sí me ponía a trabajar para estar bien y volver a trabajar. Por eso mis hijos se llevan tres años: me tomaba un tiempo para recuperarme y volver a trabajar. Los disfruté un montón y él no me exigió absolutamente nada”.

Al ser consultada por el conductor, Andy Kusnetzoff, si había tenido depresión postparto, la modelo contestó: “Sí, pero mal. Cinco días después de haber parido estaba en casa con gente y empezaba a llorar y decía: ‘Son las hormonas, está todo bien’. Y la gente me miraba. Alejandro decía: ‘Ya se le pasa, no pasa nada'”.

COMENTARIOS